Dan de alta a otros dos lesionados por explosión

Se trata de la enfermera Reina Casas Medina, quien rescató a 20 personas tras el percance, y Guadalupe Castañeda; continúan recibiendo atención médica ocho adultos y nueve bebés.
El secretario de Salud del Distrito Federal, Armando Ahued, aseguró se hace "todo lo que hay que hacer" para atender a los lesionados graves por la explosión del pasado 29 de enero en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa.
El secretario de Salud del Distrito Federal, Armando Ahued, aseguró se hace "todo lo que hay que hacer" para atender a lesionados por explosión en Cuajimalpa. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Dos de las 19 personas que permanecían hospitalizadas luego de la explosión en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa fueron dadas de alta este miércoles.

Se trata de Reina Casas Medina, de 37 años de edad, una de las enfermeras que resultó lesionada tras la explosión y quien rescató a 20 personas el día del incidente.

Casas Medina era atendida en el Hospital Mocel desde el 29 de enero, cuando ocurrió el percance.

La otra paciente que fue dada de alta es Guadalupe Castañeda, quien recibía atención médica en la Cruz Roja de Polanco.

Hasta el momento 17 personas continúan hospitalizadas, de ellas ocho son adultos y nueve son recién nacidos.

Respecto a los dos niños que están graves luego de la explosión, el secretario de Salud del DF, Armando Ahued, informó que presentan una recuperación favorable; entre esto se encuentra el bebé que fue trasladado a Galveston, Texas, quien tiene quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo.

Acerca de la otra enfermera que está grave en el Instituto Nacional de Rehabilitación y del camillero que es atendido en el hospital Rubén Leñero, Ahued dijo que su se deteriora debido a que tienen 90 por ciento de su cuerpo quemado, incluidas sus vías respiratorias.

Explicó que el fallecimiento de la enfermera Mónica Orta Ramírez fue debido a las quemaduras en el 90 por ciento del cuerpo y reiteró que el Gobierno del Distrito Federal se hará cargo de todos los servicios funerarios, así como de otorgar apoyo psicológico y tanatológico a los familiares.