Regresa hembra de lobo mexicano a vida silvestre

La hembra fue trasladada desde el Zoológico de San Juan de Aragón a la Sevilleta Wolf Management Facility en Estados Unidos, donde estará acompañada de un macho para que se reproduzca.

Ciudad de México

El Gobierno del Distrito Federal y la Secretaría de Medio Ambiente anunciaron que una hembra de lobo mexicano, que nació en el Zoológico de San Juan de Aragón en 2013, será reintroducida a la vida silvestre.

Como parte del Programa Binacional México-Estados Unidos para la Conservación del lobo mexicano, se informó que  la hembra fue trasladada desde el Zoológico de San Juan de Aragón a las instalaciones de la Sevilleta Wolf Management Facility en Nuevo México, Estados Unidos, para iniciar un proceso de pre-liberación para posteriormente reintroducirla a su hábitat.

Durante ese proceso, la loba mexicana estará acompañada de un macho proveniente del California Wolf Center de EU,  con el objetivo de buscar su reproducción, aumentar la base genética y la actual población silvestre en las zonas de distribución original que aún brindan un entorno adecuado para la sobrevivencia tanto en México como en Estados Unidos.

Se espera que el proceso de reproducción y pre-liberación concluya de manera exitosa para reintroducir a la familia completa a su hábitat natural en el año de 2016.

“Es una especie catalogada en nuestro país como  potencialmente extinta en el medio silvestre,  por lo que este acontecimiento representa un gran avance en los trabajos de investigación y conservación, en los que participan activamente los zoológicos de la capital”, indicó Medio Ambiente.

“Desde la llegada de las primeras parejas de lobo mexicano a los zoológicos de San Juan de Aragón en 1987, de Chapultepec en 1988 y Los Coyotes en 2001; hasta la fecha, se ha registrado el nacimiento de 148 crías, siendo las instalaciones a nivel nacional que más partos han registrado de esta especie”, precisó.

Los zoológicos de la Ciudad de México además de acercar a la ciudadanía a especies como el lobo mexicano e informarlos sobre la importancia de preservarlo; desarrollan investigaciones y programas encaminados a su conservación y reproducción.

Con el conocimiento científico derivado de la investigación en los zoológicos, el programa binacional ha alcanzado grandes logros, ejemplo de ello son las dos crías que este año nacieron por primera vez en el país, gracias a un proceso de inseminación artificial; de igual forma se mantiene un Banco de Germoplasma el cual podrá ser utilizado a futuro para la conservación o recuperación de esta especie en grave peligro de extinción.

El lobo gris mexicano es considerado como la subespecie en mayor riesgo en el mundo, por lo que desde 1976, México y Estados Unidos  llevan a cabo el programa binacional para su conservación.