Nuevas gasolineras requerirán de aprobación vecinal

Al actualizar el Reglamento de Impacto Ambiental y Riesgo, el GDF determinó que se hará una consulta pública, si un establecimiento no cuenta con la conformidad de vecinos.
La instalación de gasolineras en el Distrito Federal deberá contar con la conformidad del Comité Vecinal respectivo o, en su defecto, se someterá a consulta pública.
La instalación de gasolineras en el Distrito Federal deberá contar con la conformidad del Comité Vecinal respectivo o, en su defecto, se someterá a consulta pública. (Cuartoscuro-Archivo)

Ciudad de México

El Gobierno del Distrito Federal actualizó el Reglamento de Impacto Ambiental y Riesgo con el que se hace más rigurosa la verificación e instalación de gasolineras en la ciudad. 

El reglamento publicado en la Gaceta Oficial establece que no se podrá instalar una nueva gasolinera, si no se cuenta con la conformidad del Comité Vecinal de la colonia por escrito y, de no contar con dicho documento, se iniciará con una consulta pública. 

El nuevo reglamento señala que en ningún caso se podrán instalar gasolineras debajo de puentes u obras análogas.

Además, quien pretenda establecer una estación en terrenos cavernosos, donde hubo minas o sean vulnerables en función de fallas geológicas, deberá incluirse en el estudio de riesgo ambiental sujeto a reporte y visto bueno, la justificación y estudios técnicos que acrediten que no existe riesgo ambiental. 

Además, prevé que los propietarios de alguna gasolinera deberán presentar cada 6 meses a la Secretaría de Medio Ambiente un reporte sobre  la cantidad de gasolina, diesel, combustibles, aceites, lubricantes y aditivos, adquiridos para su venta durante el período.

También entregarán una relación de accidentes y contingencias derivadas de la operación de la obra o actividad, relacionados con derrame o liberación de cualquier tipo de sustancia, material o residuos, al suelo, subsuelo, cuerpos de agua y atmósfera, incluidos entre otros la manifestación de la emisión de vapores de los equipos instalados.

Quienes operan actualmente tendrán 3 meses para actualizar el estudio de riesgo a que deberán sujetarse a reporte semestral y visto bueno de la Sedema. 

Cuando la densidad correspondiente haya sido excedida o cuente con alguna restricción de distanciamiento, la Dirección General de Regulación Ambiental (DGRS),  adscrita a la Sedema, podrá autorizar nuevas estaciones, solo cuando el promovente acredite con un estudio de mercado que se satisface una necesidad relacionada con la demanda para el abastecimiento de combustible.