Quitarán concesión a transportistas que alteren tarifas en CdMx

Héctor Serrano, secretario de Movilidad, dijo que mientras el gobierno capitalino no defina de cuánto será el aumento, no se permitirá que los transportistas suban el pasaje.
El gobierno capitalino está impedido de subsidiar el transporte, como el Metrobús, debido al presupuesto que recibió, detalló Héctor Serrano.
Transportistas presentarán la próxima semana una propuesta de tarifa. (Jesús Quintanar)

Ciudad de México

Los transportistas de la Ciudad de México que aumenten la tarifa sin que se haya publicado el ajuste propuesto por el gobierno local serán sancionados con la cancelación de su concesión, advirtió el secretario de Movilidad, Héctor Serrano.

En entrevista, dijo que el aumento de la gasolina afecta el bolsillo de los capitalinos al incrementar de manera indiscriminada la tarifa. Por lo tanto, aquellos usuarios que sean víctimas de abusos podrán denunciar a través de las cuentas de redes sociales de la Secretaria de Movilidad, con el número de placa de la unidad y la ruta.

"En este momento no hay incremento en el transporte público concesionado y estamos evitando abusos por parte de los transportistas que quieran tomar el incremento de la gasolina como una excusa irresponsable", indicó Serrano.

Ajuste en la tarifa, necesario para la modernización

El ajuste en la tarifa del transporte concesionado es necesario porque éste tiene los cobros por viaje más bajos de todo el país e incluso de algunas ciudades de América Latina, mientras se debe continuar con la modernización de las unidades, señaló Jesús Padilla, presidente de la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad, la cual agrupa a 12 mil concesionarios de la Ciudad de México.

En entrevista, señaló que en Tijuana el costo por viaje es de 13 pesos, en León es de 11 pesos, en el Estado de México de 16 pesos y Chiapas de 9 pesos, mientras en ciudades como Bogotá es de 16 pesos, Sao Paulo de 19 pesos y en Nueva York y Los Ángeles llega a los 35 pesos.

Padilla señaló que no comparten la idea de algunos compañeros transportistas que quieren aumentar la tarifa sin que sea definido el ajuste, pues eso lastima al usuario.

Así, dijo que se debe establecer una ruta que concilie los intereses de los transportistas con los del usuario y seguir avanzando en el uso de nuevas tecnologías y modernización de las unidades.

"La tarifa no sólo debe responder al aumento de la gasolina, sino que debe ser para acabar con el rezago de más de cuatro años que se tiene, para poder cumplir con el uso de nuevas tecnologías verdes que acompañen el esfuerzo del jefe de gobierno", dijo.

Añadió que debido a los movimientos del dólar, este tipo de unidades son 50 por ciento más caras que hace cuatro años y la tasa de interés incrementó en 20 por ciento.

Fernando Ruano, secretario de la Ruta 1 –la cual agrupa a 2 mil 500 unidades–, dijo que esperarán a que el gobierno capitalino determine el ajuste de la tarifa, pero en una semana ellos presentarán un estudio para revisar los costos, los gastos y los beneficios, y así determinar un porcentaje.


ERM