Rearma Mancera equipo con Amalia y Barrales

El mandatario local hace nueve cambios; Patricia Mercado va a la Secretaría de Gobierno.
Los cambios.
Los cambios.

México

El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, realizó nueve cambios en su gabinete, entre ellos tres mujeres en dependencias clave: Patricia Mercado, en la Secretaría de Gobierno; Alejandra Barrales, en Educación, y Amalia García, en Trabajo y Fomento al Empleo, .

Los refuerzos en el equipo de trabajo del mandatario capitalino son para conformar un gabinete plural de izquierda que pueda dialogar con todas las fuerzas políticas que integrarán la Asamblea Legislativa y los gobiernos delegacionales.

"Mi gobierno cambia para adecuarse al nuevo espíritu de las políticas públicas enfocadas a responder a las demandas de la gente, de las familias, de todos los sectores que conforman esta capital.

"Afortunadamente, el gobierno que encabezo es amplio y plural. Vamos a demostrar que podemos trabajar, y bien, con todas las fuerzas políticas en la Asamblea Legislativa y en las diferentes delegaciones", dijo en un mensaje en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento.

Los perredistas que se integran al gabinete son Amalia García, quien lidera la corriente Foro Nuevo Sol; Alejandra Barrales, cercana a varias tribus sin integrarse a una formalmente, y Manuel Granados, de Vanguardia Progresista.

Mercado fue candidata presidencial del Partido Alternativa Socialdemócrata, identificado también con la izquierda.

Luego de dos semanas, Mancera dio el veredicto final del proceso de evaluación al que sometió a sus colaboradores, el cual resultó en tres despidos y seis enroques, es decir, funcionarios que fueron asignados a otro cargo dentro del mismo equipo.

Los que no pasaron la prueba fueron Rufino H. León Tovar, de la Secretaría de Movilidad; Joel Ortega, director del STC Metro, y Hegel Cortés, de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades.

Los ajustes en el gabinete quedaron así: José Ramón Amieva pasó de la Consejería Jurídica a Desarrollo Social, Héctor Serrano dejó la Secretaría de Gobierno para ser titular de Movilidad y Rosa Icela Rodríguez cambió a Desarrollo Rural.

"La grandeza de esta ciudad exige atrevimiento para cambiar en beneficio de todas y de todos; el gobierno de la Ciudad de México escucha y, por supuesto, en esta administración hemos escuchado el mensaje de los ciudadanos y de las ciudadanas que exigen acciones, soluciones, resultados concretos", apuntó.

Los que se incorporan, además de Amalia García, son tres ex asambleístas: de Nueva Alianza, Jorge Gaviño, como director del Metro, quien fungió como presidente de la Comisión Investigadora de la Línea 12 en la ALDF; el perredista Manuel Granados, como consejero jurídico, que se desempeñaba como presidente de la Comisión de Gobierno, y la independiente Laura Ballesteros, al Sistema Integrado de Movilidad, quien estaba al frente de la comisión en la materia de la Asamblea.

Para la entrega-recepción de las dependencias, los funcionarios tienen 15 días hábiles para realizarla. En este proceso se observarán los recursos humanos, financieros, programáticos y presupuestales. El ejercicio será observado por la Contraloría General.

En el caso del Metro, Gaviño entró en funciones desde ayer.

"Todos los integrantes del nuevo equipo de trabajo deberán responder con prontitud y honestidad a las tareas que sean de su competencia. Quienes estamos al frente del gobierno de esta capital nos mantendremos abiertos al diálogo, a la propuesta; por supuesto, al consenso, tal como lo demanda una sociedad plural como lo es la nuestra", subrayó Mancera.

El pasado 15 de junio, el jefe de Gobierno reconoció su interés de participar en la carrera presidencial de 2018 durante una entrevista con Carlos Marín en El Asalto a la Razón de MILENIO Televisión.

"Sí quiero ser Presidente", dijo entonces el mandatario capitalino, quien aclaró que en este momento su prioridad es la Ciudad de México y los dos años y medio que le quedan al frente del GDF.

Por tanto, con los ajustes a su gobierno Mancera remarcó que la ciudad seguirá como un referente de debate y acciones progresistas. Además, aseguró que se darán mejores resultados.

El Ejecutivo local pidió a la ciudadanía que le refrende su confianza para continuar en el rumbo progresista de la capital, y destacó que en el país la política debe subordinarse al mandato ciudadano. "Es momento de hacer una pausa y de revisar cómo se puede mejorar la gestión del servicio público.

"El gobierno democrático que encabezo tiene su sustento en la voluntad, en las necesidades de los ciudadanos. Es la sociedad la que orienta el rumbo de gobierno y éste debe tener la capacidad de reflexionar y, por supuesto, de tomar decisiones para corregir el rumbo", sostuvo.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]