Niegan presencia de funcionarios en actos de campaña

El gobierno de Álvaro Obregón dijo que Luis Eduardo Rocha Cruz y Luis Guerrero Sanabria, a quienes el PAN nacional señaló como funcionarios, no trabajan ya para la demarcación.

Ciudad de México

El gobierno delegacional en Álvaro Obregón negó la acusación hecha por el PAN nacional, sobre la participación de funcionarios en actos proselitistas.

A través de un comunicado la administración informó que Luis Eduardo Rocha Cruz y Luis Guerrero Sanabria a quien el PAN señaló “como supuestos funcionarios” de la demarcación, no se desempeñan en ningún cargo público en Álvaro Obregón, según consta en los archivos que obran en la Dirección de Recursos Humanos.

Detallan que Rocha Cruz renunció el 31 de marzo pasado al cargo de director de Desarrollo Cultural y Educación y Guerrero Sanabría dejó de prestar sus servicios el 25 de diciembre del 2013, como trabajador de honorarios.

Cabe recordar que este domingo el PAN anunció que presentará una denuncia  ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales  contra el PRD por la participación de funcionarios de la delegación Álvaro Obregón en actos proselitistas.

El PAN denunció que Rocha Cruz, director de Desarrollo Cultural y Educación; y Guerrero Sanabria, responsable de la Oficina de Becas de la Dirección General de Desarrollo Social, participaron en actos de campaña en favor del PRD en horario laboral.

La denuncia llegó al PAN, a través de la aplicación “¡Denúncialos!”, que el partido puso a disposición hace unos días, y a través de la cual, los ciudadanos tienen la oportunidad de enviar fotos, testimonios o pruebas de alguna irregularidad que hayan detectado en periodo electoral.

De acuerdo con el señalamiento del blanquiazul, los hechos ocurrieron en la avenida Castorena esquina con Jesús del Monte Cuajimalpa, a las cuatro de la tarde, lo cual se considera horario laboral.

Al respecto la dirigencia nacional panista advirtió que tendrá tolerancia cero ante cualquier abuso, coacción del voto, inequidad, así como intervención de servidores públicos en procesos electorales en beneficio de cualquier partido.