Fotógrafos denuncian monopolio en Registro Civil

De acuerdo con los fotógrafos, el nuevo juez en la Benito Juárez lleva a su propio personal y pide una cuota mensual a los que ya trabajaban ahí para que puedan laborar.

Ciudad de México

Un fotógrafo interpuso una queja en la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) contra del Registro Civil, debido a que el juez 51, ubicado en la Delegación Benito Juárez, presuntamente se ha querido quedar con el servicio de fotografías y video de los eventos que se realizan.

Las bodas y registro de niños son momentos que muchos quieren guardar a través de la toma de imágenes, lo que ha generado una competencia por parte de autoridades del Registro Civil.

Esa situación llegó a la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, pues el pasado 7 de mayo pasado, la Dirección de Quejas del organismo, inició el acta circunstanciada, con característica de urgente, del caso de Alejandro Martínez Godínez, de la cual Milenio tiene copia.

Martínez Godínez es fotógrafo con permiso de Trabajador no asalariado, número NC20509, expedido por la Secretaría del Trabajo y Fomento al Trabajo del Distrito Federal.

La queja indica que tras 10 años de laborar en el juzgado 51 fotografiando a los nuevos contrayentes o a recién nacidos registrados, llegó al lugar un nuevo juez, Sergio Hugo Pérez Ramírez, quien llevó a un videocamarógrafo para vender videos y fotos de eventos que él realiza.

Al reclamar tal situación, Alejandro Martínez, según su dicho, fue informado por dicho juez que además llegaría un fotógrafo, y que si quería seguir trabando allí, tendría que darle dinero.

"Me indicó que si era mi deseo seguir laborando en el lugar tendría que pagarle a él, entre 3 mil 500 y 4 mil 500 mensuales", indicó el afectado a la CDHDF.

El documento indica que el juez agregó al fotógrafo, que en caso de no estar de acuerdo, buscara al jefe de Supervisión de Juzgados del Registro Civil, Mario Sánchez Plata, "ya que de ahí venía esa orden (la del envío de fotógrafos y camarógrafos)".

El quejoso fue a buscar al funcionario sin ser atendido, así que acudió a la Secretaría del Trabajo donde le dijeron que Sánchez Plata había interpuesto allí, una queja contra un fotógrafo, y que al parecer era contra él, pero no le mencionaron el motivo.

Sin embargo le aclararon que sólo quien tenga el permiso podrá laborar en dicho registro, en la toma de imágenes. No obstante en el lugar ya labora otro fotógrafo.