Instalan filtros de revisión por marchas del 1 de Mayo

La vigilancia se incrementará en estaciones del Metro, la Bolsa Mexicana de Valores y la embajada de Estados Unidos, entre otros puntos. Participarán 3 mil 542 policías.

Ciudad de México

A partir de las 22:00 horas de este miércoles, la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal instalará un dispositivo de seguridad y filtros de revisión en las avenidas que utilizarán las organizaciones sociales y los sindicatos para marchar este jueves con motivo del Día del Trabajo.

En un comunicado, la dependencia informó que el operativo de vigilancia se aplicará en edificios de los gobiernos local y federal, en la entrada y salida de diversas estaciones del Sistema de Transporte Colectivo Metro, en la Bolsa Mexicana de Valores y en la embajada de Estados Unidos.

También en hoteles, zonas comerciales, bancarias y restauranteras ubicadas en Paseo de la Reforma, la avenida Juárez y el Eje Central Lázaro Cárdenas.

Los filtros de seguridad se instalarán en Paseo de la Reforma, José María Izazaga, Anillo de Circunvalación, Eje 1 Norte Rayón, avenida Juárez y el Eje Central Lázaro Cárdenas.

La SSPDF precisó que otro dispositivo cubrirá el Ángel de la Independencia, el monumento a Cuauhtémoc, la Torre del Caballito, las calles Venustiano Carranza, 16 de Septiembre, Francisco I. Madero, 5 de Mayo y Tacuba.

En esas acciones participarán tres mil 542 elementos de las policías de Proximidad, Metropolitana, Auxiliar, Bancaria e Industrial, así como del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas, apoyados por 248 vehículos entre patrullas, motopatrullas, ambulancias y helicópteros.

La dependencia precisó que el dispositivo de vigilancia es para garantizar la seguridad de la población y de los participantes en las marchas, evitar actos de vandalismo, alteraciones al orden público y la comisión de delitos.

A su vez, la Subsecretaria de Control de Tránsito desplegará 400 elementos para regular la vialidad a lo largo de la ruta de las marchas, para lo cual efectuará cortes a la circulación para evitar, en la medida de lo posible, los denominados “cuellos de botella”.