Resultados del fideicomiso del Metro, en 5 años

El secretario de Finanzas, Edgar Amador, dijo que con la recaudación de dos mil 500 millones anuales no alcanza para cubrir los 11 puntos de acciones que requiere el Metro.
Parte del fideicomiso será destinado a la mejora de los trenes.
Parte del fideicomiso será destinado a la mejora de los trenes. (Notimex)

Ciudad de México

El secretario de Finanzas del Distrito Federal, Édgar Amador, señaló en entrevista que los recursos que se obtengan durante los próximos cinco años sólo alcanzarán para la compra de los trenes de la Línea 1, por lo que buscarán otras alternativas de ingresos para poder cumplir con los 11 compromisos.

Amador indicó que la compra de 45 trenes nuevos con aire acondicionado para la Línea 1 del Metro, la más antigua de la red, es el punto prioritario hasta el momento.

Para la adquisición de 45 trenes para la Línea 1 del Metro, que va de Pantitlán a Observatorio, se invertirán hasta 12 mil millones de pesos, que equivalen a los recursos que se acumularían en cinco años de operación del fideicomiso.

"Se priorizaron los puntos que se van a atender primero, simplemente los trenes para la Línea 1 cuestan alrededor de ocho y 12 mil millones de pesos, si recaudamos dos mil 500 millones de pesos anuales, en cinco años tendremos apenas para los trenes, entonces tenemos que priorizar, los 11 puntos los vamos a atender con este recurso o con otros", enfatizó Amador.

Dijo que los ingresos iniciales del Fideicomiso Maestro Irrevocable y de Administración Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro para este 2014 son de mil 300 millones de pesos para acciones como la compra de trenes y mantenimiento a estaciones.

Añadió que esa es la aportación inicial, pues las autoridades tienen contemplado que para 2015 tendrán dos mil 526 millones.

Señaló que el fideicomiso que fue aprobado por el pleno de la Asamblea Legislativa y que servirá como garantía o fuente de pago para acciones en beneficio de la operación del Metro, y recordó que tiene reglas de operación sencillas porque no es una entidad pública.

"Es un vehículo que sirve al Consejo del Metro para tomar decisiones", indicó.

Los recursos, que llegan del aumento de tarifa de 3 a 5 pesos, que se autorizó desde el 13 de diciembre de 2013, se aplicarán principalmente para la compra de trenes que serán enviados a la Línea 1 y la ampliación de la Línea 12.

En la ALDF, la discusión sobre los recursos del fideicomiso se centró en 13 puntos, pero se apegará a las opciones que comprende el Programa para el Mejoramiento del Metro dado a conocer en diciembre pasado.

El funcionario dijo que se priorizaron los puntos, por lo que no todos serán atendidos de manera inmediata, por ejemplo, la reincorporación de siete trenes férreos a la Línea A quedó sujeta a que esos convoyes no entren en la rehabilitación de los 91 que están fuera de servicio.

Otra acción que podría recibir recursos alternos es la renivelación de vías, de ese modo los recursos contemplados en el fideicomiso se enviarán al siguiente proyecto en prioridad.

"Vamos a empezar con los proyectos que priorizaron el Sistema de Transporte Colectivo Metro y la Asamblea Legislativa, básicamente la adquisición de trenes para reducir los tiempos de espera de la gente", añadió.

Para esa línea también se contempla una renovación integral de las estaciones y la adquisición de 12 trenes para la Línea 12, que servirán para mitigar el flujo de usuarios que lleguen por la ampliación de esa ruta, de Mixcoac a Observatorio.

El dictamen con que se aprobó el fideicomiso indica que una vez asignados los recursos, se deberán publicar las dos licitaciones antes de que termine el año, pues en ambos casos el primer convoy adquirido tarda 18 meses en llegar y se espera tener todas las unidades antes de que concluya esta administración.

Otro de los rubros que tienen que ver con convoyes es darle mantenimiento a los 45 que operan en la Línea 2.