Definen en qué utilizar el dinero por el alza al boleto del Metro

Para lo resta del año se tiene una bolsa de dos mil 526 millones de pesos, que se ocuparán para comprar 57 trenes y rehabilitar 91 que actualmente se encuentran fuera de servicio, entre otras cosas.
Una usuaria compró días antes del aumento 500 boletos.
El costo del boleto pasó de 3 a 5 pesos en diciembre de 2013. (Cortesía Itzel Rocha)

Ciudad de México

Los diputados en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, discutirán este miércoles en el período extraordinario la asignación de recursos del fideicomiso que se creó en el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro para ejercer los recursos obtenidos por el aumento al boleto.

Los recursos pueden alcanzar los cinco mil millones de pesos anuales y servirán como garantía o fuente de pago para acciones en beneficio de la operación del propio Metro, luego del aumento de tarifa desde el pasado 13 de diciembre, que pasó de tres a cinco pesos por viaje.

De acuerdo con el dictamen propuesto por la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, los recursos se utilizarán en el siguiente orden:

La compra de 45 trenes nuevos, con aire acondicionado para la Línea 1 del Metro, la más antigua de la red, que va de Pantitlán a Observatorio. Para esa línea también se contempla una renovación integral de las estaciones.

La adquisición de 12 trenes para la Línea 12, que servirán para mitigar el flujo de usuarios que lleguen por la ampliación de esa ruta, de Mixcoac a Observatorio.

También se indica en el dictamen que una vez asignados los recursos, se deberán publicar las dos licitaciones antes de que termine el año, pues en ambos casos el primer convoy adquirido tarda 18 meses en llegar y se espera tener todas las unidades antes de que concluya esta administración.

Otro de los rubros que tienen que ver con convoyes es darle mantenimiento a los 45 que operan en la Línea 2, la que mayor número de usuarios diarios tiene con una cifra próxima al millón.

Parte del dinero se utilizará para continuar con la rehabilitación de 91 trenes, que estaban fuera de servicio.

También buscan incorporar nuevos policías, pues actualmente el STC Metro tiene que pagar por ese servicio a la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal y con ello fortalecer la seguridad en su red y además continúan con el operativo para evitar el ingreso de vagoneros.

El Fideicomiso Maestro Irrevocable y de Administración, nombre que llevará el fondo, se apegará a las opciones que comprende el Programa para el Mejoramiento del Metro dado a conocer en diciembre pasado.

Una vez que sea aprobado por los legisladores, el Gobierno del Distrito Federal deberá informar cuál es la orden de prioridad de los proyectos para que ésta sea respetada. Esta información deberá ser entregada antes del 28 de noviembre y los proyectos que no requieran atención inmediata, tienen como fecha límite para presentarse el 27 de febrero de 2015.

Esthela Damián, presidenta de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la ALDF, señaló que en total son 13 los proyectos y para lo que resta del año tienen una bolsa de dos mil 526 millones de pesos dentro del fideicomiso.

Algunas de las otras acciones contempladas para realizarse con lo recaudado son la renivelación de vías en la Línea A, mejorar tiempos en las Líneas 4, 5, 6 y B a través de la modernización de los sistemas de tracción y frenado en 875 convoyes que operan en esos recorridos, así como la compra de ventiladores para trenes de diversas líneas.

Y seguir garantizando la gratuidad de 500 mil personas en situación vulnerable, adultos mayores, personas con discapacidad y estudiantes.