La figura femenina es como la pintura: Sandra del Pilar

La artista presenta su más reciente exposición Evocaciones 2016, la cual está conformada por 25 piezas.
Desdoblamiento del sueño
Desdoblamiento del sueño

Ciudad de México

“A lo largo de la historia, si querías como mujer entrar a un museo, tenías que estar desnuda y en una pintura. Hay una tradición muy grande que presenta a la figura femenina dentro de la pintura siempre a través de los ojos del hombre, por ello que lo que nos toca en este tiempo, donde ya estamos abordando el post feminismo, es representarnos a nosotras mismas no a través de la mirada de otro sino de la nuestras”, explica la artista plástica Sandra del Pilar sobre Evocaciones 2016, su más reciente exposición.

Las 25 piezas de la muestra, en la que participan también las pintoras Carmen Chami, Talia Yañez, Liliana Ang y Paulina Jaimes, pretenden buscar de qué formas novedosas y sorprendentes se puede abordar al cuerpo humano, especialmente el femenino, puesto que el tema ha sido tratado durante siglos en el arte.

“El cuerpo femenino”, continua del Pilar, “es lo que más se vende, y si lo pones apetitoso obviamente va a haber un público más grande. Lo que tratamos es ver de qué otra manera se puede abordar pues a lo largo de los siglos esto únicamente lo han hecho los hombres. La pregunta es: ¿existe la posibilidad de ver el cuerpo femenino no a través de los ojos masculinos?”.

Ante tal auto cuestionamiento, la también historiadora de arte dice que existen feministas, muchas de ellas de los años ochenta, que consideran aquello imposible. Por ello, durante décadas las incontables mujeres renunciaron a retratar su cuerpo, pues creían que no iban a poder salir de la trampa del ojo masculino.

“Pero como ahora está resurgiendo la pintura figurativa, se está replanteando la pregunta y nosotras creemos que sí es posible, sólo que hay que buscar la manera de actualizarlo y de ser sinceras con nosotras mismas, de no tratar de agradar ni caer en los clichés que están hechos para eso.”, agrega.

Por ello considera que existen propuestas interesantes, y entre ellas destacó a sus compañeras de exposición. De Carmen Chami dijo que ella en sus autorretratos evita que se caiga “en lo mismo de la postura sexy”; Talia Yañez habla del cuerpo como fenómeno contemporáneo y lo presenta en forma de pintura costumbrista contemporánea; Paulina Jaimes fragmenta a sus personajes en elementos cuasi geométricos al envolverlos en plásticos transparentares; y Liliana Ang  hace estudios anatómicos femeninos, “pero sus desnudos no parecen sentirse observados sino que está la mujer consigo misma en su intimidad”.

Respecto a sus piezas, la partícipe de la Poesía vista por el arte detalla que en ellas conjuga la parte matérica con la conceptual-performática agregando elementos que aprovechen el movimiento natural del espectador dentro de las pinturas. “Técnicamente estoy sobreponiendo telas transparentes de manera en que tienes una misma figura varía un poco. Esas mallas tienen cierta distancia y al momento en que el público se mueve, se desfasan esas dos capas, se separan visualmente y da la impresión de movimiento”.

De la forma en que retrata al cuerpo femenino en su trabajo, del Pilar explica que estas generalmente se encuentran dando la espalda o no miran al espectador, creando así una intimidad que se guarda “para ella sola”. “Y eso para mí es una analogía: la figura femenina es como la pintura: tú decides cómo te le aceras y ella no interrumpe tu intimidad”.

Evocaciones 2016 estará disponible para su visita hasta el 10 de mayo en el Museo de Arte de Querétaro (Allende  14 Sur, col. Centro Histórico, Querétaro).