“Se escuchó una gran explosión...después un silencio”

Juan Carlos, vecino de Cuajimalpa y que vive a tres cuadras del Hospital Infantil de Cuajimalpa, narró a Milenio cómo vivió su mañana tras la explosión.

Ciudad de México

Juan Carlos estaba a punto de desayunar poco después de las siete de la mañana cuando escuchó un fuerte estruendo, y luego los vidrios de su casa empezaron a caer.

“Ya me estaba preparando para salir a trabajar, cuando se escuchó un fuerte ruido, como en las películas vi como caían mis vidrios de la sala. Después un silencio”, narró Juan Carlos a Milenio.

Empecé a escuchar a los vecinos salir de sus casas, algo raro estaba pasando cuando vimos mucha tierra y humo.

“Después de ese silencio comenzó a escucharse como corría la gente de un lado para otro, había confusión. Se escucharon las alarmas de los carros y gritos.

La casa de Juan Carlos se ubica a tres cuadras del hospital. Es normal que escuchen el ruido de las sirenas. Sin embargo, hoy el ruido fue diferente.

El hospital se encuentra sobre la Avenida 16 de septiembre, la cual es de doble sentido y pasan los camiones y colectivos por el lugar.

Juan Carlos quiso salir a ver qué estaba pasando, pero los carros y las combis que pasan por ahí no permitían ver mucho, ni tampoco avanzar.

“Conozco el hospital he entrado en algunas ocasiones, hay una parte que era metálica, como una ala, esa ya no la vi cuando me asomé”.

“Como pude, junto con otro vecino, caminé un poco más, fue cuando alcanzamos a ver llamas, pero el hospital ya no se veía. De hecho la entrada es muy angosta y como se encuentra al lado del mercado, pues todo fue ya una confusión”.

De ahí comenzaron a escucharse las sirenas, los helicópteros. "La policía llegó y nos empezó a replegar hacia el otro lado, de hecho ya no pudimos ver más".

Hasta el momento Juan Carlos no ha sido desalojado de su casa solo les han solicitado que no salgan debido a que la pipa de gas sigue encendida debido a que están dejando que se consuma el gas.

Empezamos ayudar

Un vecino del hospital materno infantil describió cómo ayudó a elementos de seguridad a trasladar a uno de los heridos a los helicópteros que llegaron al lugar.

José Luis Vázquez Sánchez estaba en su casa cuando escuchó un estruendo, al salir su mirada se dirigió al hospital.

"Me pidieron auxilio policías que traían un camillero quemado con heridas fuertes. Lo llevamos a los helicópteros. Habían dos que estaban dando su rondín", contó en entrevista radiofónica con Adela Micha.

Describió que a 30 metros del hospital "ya no dejaron pasar, estaban los bomberos".

"Observé mucha gente corriendo, ayudando".

Alrededor del hospital había mucha gente corriendo "porque hay dos escuelas a lado del hospital", la gente quería proteger a sus familiares.

Sí hay pacientes críticos

Carlos Canales, paramédico de la Cruz Roja Mexicana contó cómo se trasladó a los heridos.

"Sí tenemos pacientes críticos que están un poco delicados. Sí tenemos pacientes graves", dijo en entrevista radiofónica con Adela Micha.

Relató que varios de los heridos sí son niños, "pero los encontramos en situación estable y los trasladamos a varios hospitales.