Estudiantes rechazados concluyen protesta en la SEP

Luego de dos días de recorrer instituciones públicas de educación superior, en demanda de espacios educativos, estudiantes rechazados terminaron en la SEP su protesta de 30 horas.
Estudiantes rechazados de educación superior marcharon por avenida Juárez con rumbo a la SEP, en el Centro, donde concluyeron su movilización de 30 horas, en demanda de espacios educativos.
Estudiantes rechazados de educación superior marcharon por avenida Juárez con rumbo a la SEP, en el Centro, donde concluyeron su movilización de 30 horas, en demanda de espacios educativos. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Jóvenes rechazados de distintas universidades públicas de la Ciudad de México concluyeron su movilización y jornada de protesta llamada 30 kilómetros 30 horas, en la entrada principal de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Al exterior de la dependencia federal hicieron un llamado a las autoridades educativas para “no esperar más tiempo” e instalen la mesa de diálogo con directivos de los principales centros de estudios del país y que se les permita discutir las alternativas y mecanismos de ingreso de estos estudiantes.

Asimismo, los jóvenes exhortaron a la SEP para que la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), por primera vez participe en estas charlas con los funcionarios y autoridades de las diferentes casas de estudios, que desde 2013 se han podido establecer.

“Creemos que la UACM debe participar en esta discusión, desde 2013 le hemos exigido y es uno de los exhortos, porque creemos que es una de las instituciones de prestigio y tiene un modelo educativo distinto que ha demostrado que sí ha funcionado”, dijo Diana Bautista, integrante del Movimiento de Estudiantes Excluidos de la Educación Superior (MAES).

Por segundo día consecutivo, después de que ayer miércoles se manifestaron en la UNAM y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), los jóvenes se movilizaron desde el parque Hundido, al sur de la Ciudad de México, a la Rectoría de la UACM y posteriormente a la Dirección del Instituto Politécnico Nacional (IPN) en el Casco de Santo Tomás.

La movilización tuvo como objetivo hacer un recorrido por cada una de las universidades públicas del centro del país, para hacer un llamado a la mesa de diálogo y se comprometan con los jóvenes rechazados que aspiran a entrar a la educación superior. En cada uno de las instituciones dejaron una manta para invitarlos a participar.

“Nuestra demanda es dejar el mensaje, desafortunadamente todas las rectorías nos recibieron con las puertas cerradas, excepto en la UACM, que nos dijeron que están dispuestos a entrar a la mesa y afrontar el tema de la exclusión”, aseguró Atzelbi Hernández, integrante del movimiento.

Los estudiantes recordaron que tendrán una próxima movilización el 12 de agosto, del Ángel de la Independencia a la Secretaria de Educación Pública, en el Centro de la Ciudad de México, para tener una reunión a las 14:00 horas y que de una vez se acuerde la fecha de la mesa de diálogo.

“Hacemos un llamado a la SEP para que haga caso a la voz de jóvenes y no se quede en un discurso político y que los compañeros se integren a la lucha y puedan obtener un lugar”, dijo Diana.

De acuerdo con los integrantes del MAES, miles de jóvenes han ingresado a diferentes universidades por este mecanismos de mesas de diálogo, “claro que creemos que este movimiento sí ha funcionado, pero hay limitaciones y cada año exigimos que no se corten los sueños de muchos estudiantes”, dijo Diana.