Se enfrentan manifestantes a granaderos frente al Hemiciclo

Policías intentaron apagar el fuego provocado por la quema de propaganda política arrancada durante las movilizaciones, cuando fueron agredidos; un policía resultó con quemaduras de segundo grado.

Ciudad de México

Un grupo de participantes del mitin que terminaba frente al Hemiciclo a Juárez para conmemorar ocho meses de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, agredió a granaderos cuando éstos pretendían apagar los pendones de partidos políticos que fueron apilados y después incendiados por un grupo de encapuchados.

La Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal informó que fue detenido uno de los manifestantes por causarle una lesión a uno de los elementos policiacos, lo cual ameritó que éste fuera hospitalizado para su atención.

Entre los agresores había encapuchados que lanzaron diversos objetos contra los granaderos, quienes finalmente lograron contenerlos y encapsularlos, en medio de una humareda, cuando concluía el mitin encabezado por padres y amigos de los estudiantes desaparecidos, apoyados por integrantes de organizaciones sociales.

El director de Agrupamientos de la SSPDF, Álvaro Sánchez, con indicativo “Neptuno“, resultó con quemaduras tras ser alcanzado por una bomba molotov al concluir la marcha de la Décimo Segunda Jornada de Acción Global por Ayotzinapa.

Además, el subsecretario de Operación Policial, Luis González Gamboa, "Apolo", fue golpeado con una lata en el rostro cuando encabezaba el operativo para replegar a manifestantes frente al Hemiciclo a Juárez, quienes incendiaron la propaganda electoral que arrancaron a su paso por las colonias Obrera, Doctores y Centro y que fueron identificados como parte del contingente del Frente Popular Francisco Villa.

Ambos mandos intervinieron para sofocar el fuego y prevenir cualquier riesgo entre las personas que asistieron al mitin encabezado por los padres de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos y organizaciones de la sociedad civil.

Alvaro Sánchez fue atendido por paramédicos de rescate que lo trasladaron al Hospital Mocel, en la delegación Miguel Hidalgo, para su atención médica.

Durante el connato de bronca sujetos amenazaron con latas de aerosol encendidas para hacer retroceder al grupo antimotines de la SSP-DF, el cual resistió y obligó a que se dispersaran.