Corte: autos anteriores a 2007 podrán obtener holograma 0

Los conductores deberán promover un amparo y obtener una suspensión definitiva, además de que sus autos deben cumplir con los niveles de emisión de contaminantes; la medida solo aplica en el DF.
Hoy no circula sabatino
Por el momento, la medida solo aplicará en el Distrito Federal. (Notimex)

Ciudad de México

Un criterio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) puso en aprietos el Programa de Verificación Vehicular, porque aquellas personas que tienen automóviles particulares modelos anteriores a 2007, podrán obtener la calcomanía "0", siempre y cuando los vehículos estén por debajo de los niveles de emisión de contaminantes señalados por la autoridad.

La medida sólo aplicará, por el momento, para las personas del Distrito Federal que tienen automotores que van a cumplir ocho años de circulación y que busquen evitar que se les imponga la calcomanía "1" o "2", las cuales restringen el uso del vehículo seis y ocho días al mes, respectivamente.

Para obtener ese beneficio, los que busquen obtener el holograma "0" deberán promover un juicio de amparo y obtener una suspensión definitiva; lo anterior, mientras se resuelve de fondo un juicio de amparo interpuesto por un capitalino; el litigio que está en trámite, puede durar hasta más de un año.

La jurisprudencia de la Corte también abre la puerta para que los automovilistas de los Estados de México, Morelos, Puebla y Tlaxcala, puedan solicitar la medida cautelar, pues esas entidades han homologado su programa de Verificación con el DF.

El fallo derivó de una contradicción de tesis entre dos tribunales colegiados, uno del DF y el otro del Estado de México; el tribunal de la capital aseguró que no se provoca un daño al medio ambiente al otorgar suspensiones a los quejosos cuyos vehículos están por debajo de la norma de emisión de contaminantes.

A propuesta del ministro Eduardo Medina Mora, los ministros avalaron que prevalezca la jurisprudencia que emitió la Segunda Sala de la Corte sobre el tema, la cual será publicada en los próximos días en el Semanario Judicial y de la que no se han dado a conocer más detalles.

Se pudo saber que la Sala analizó si los jueces federales pueden conceder la suspensión, en los juicios de amparo donde se reclama que se viola el derecho fundamental de igualdad previsto en el artículo 1 de la Carta Magna.

Esto, por la limitante que impone el citado programa para otorgar hologramas, de acuerdo al año del vehículo.

Por unanimidad, la Sala consideró que atendiendo a la facultad que concede el artículo 147 de la Ley de Amparo, sí es posible otorgar la suspensión, pues con ello no se afecta el interés social ni se contravienen disposiciones de orden público.

Lo anterior, porque esa medida únicamente tendría el efecto de que, previo al pago de los derechos correspondientes, el ciudadano podrá acudir a verificar su vehículo y obtendrá el holograma que le corresponda atendiendo al nivel de contaminantes que emita su automóvil, de acuerdo con los niveles que establece el propio Programa, sin atender al modelo del vehículo, en tanto se resuelve de fondo el juicio de amparo.

Con esto se garantiza, señalaron los ministros, el respeto al interés colectivo, pues la obtención de determinado holograma, estará siempre condicionada al resultado que arroje el examen técnico a que se someta el automotor.

"Es pertinente aclarar que esta resolución de manera alguna significa que la suspensión definitiva concedida permitirá que el ciudadano pueda obtener automáticamente el holograma "0" ni ningún otro; sino que únicamente implica que, si cumple con las especificaciones de los niveles de emisión señalados para obtener determinado holograma, el año de su vehículo no será impedimento para que éste le sea asignado", menciona el criterio.

En ese sentido, tal determinación permite seguir cumpliendo con el objetivo del programa, que es regular la emisión de contaminantes para la protección del medio ambiente; y por otra parte, que se respete el derecho del ciudadano a que se mantengan las cosas en el estado que guardaban en tanto el juez de Distrito resuelve el fondo del pleito legal, a la luz de derecho fundamental de igualdad.