ALDF analiza que internos accedan a programas sociales

La vicepresidenta de la Comisión Especial de Reclusorios de la ALDF, Rebeca Peralta, propuso permitir el acceso a reclusos a los programas sociales del gobierno capitalino para ayudar a sus familias.
La propuesta abarca la creación de un programa, que reparta uniformes y artículos escolares a los hijos de los internos.
La propuesta abarca la creación de un programa, que reparta uniformes y artículos escolares a los hijos de los internos. (Cuartoscuro / Archivo)

Ciudad de México

La vicepresidenta de la Comisión Especial de Reclusorios de la Asamblea Legislativa, Rebeca Peralta, anunció que junto con la Secretaría de Desarrollo Social trabajan para encontrar un mecanismo que permita llevar los programas sociales que otorga el gobierno de la Ciudad de México a personas recluidas en las cárceles de la capital del país.

Incluso, aseguró que los beneficios de los programas sociales se podrán extender a las familias de los internos.

“Acordamos con el secretario de Desarrollo Social, José Ramón Amieva Gálvez, presentar durante la sesión de la Diputación Permanente, el próximo miércoles, una propuesta para que quienes estén privados de su libertad y sus familias gocen de los beneficios de los programas sociales que existen en la ciudad“.

“Existe la voluntad de poder bajar a las prisiones los programas sociales universales como las becas de Prepa Sí para hijos e hijas de madres o padres en prisión que estudien ese nivel educativo, apoyos económicos a Personas con Discapacidad Permanente y para Madres Solteras Residentes en la Ciudad de México“.

También se prevé que se añada un programa en el cual se entreguen  uniformes y útiles escolares a los de reclusos que estudian la primaria y secundaria.

Comentó que propondrá la instalación de módulos de atención para ingresar a los programas sociales de la Ciudad de México, en las explanadas de las cárceles de la capital para recabar un padrón.

Recordó que las autoridades capitalinas ya entregaron alrededor de 139 Tarjetas de Pensión Alimentaria para Adultos Mayores a personas que están recluidas y tienen más 68 años de edad.

“A ellos se les deposita mil 75.20 pesos cada día primero de mes y una persona de su entera confianza está comisionada para hacer la compra de productos que el preso necesita para su aseo personal, alimentación y vestimenta, entre otros artículos”, añadió.

 “Estamos entusiasmados porque el gobierno de la Ciudad de México volteó los ojos hacia las cárceles capitalinas,  donde hay muchos grupos vulnerables que necesitan atención y apoyos económicos para tener un mejor nivel de vida”.

Durante un recorrido por el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente, en el que seis internos recibieron su Tarjeta de Pensión Alimentaria, Amieva, instruyó al director general del Instituto para la Atención de los Adultos Mayores (IAAM), Rigoberto Ávila, y la directora de Vinculación Interinstitucional del organismo, Rocío García Pérez, para que trabajen con  la Comisión Especial de Reclusorios de la ALDF para presentar  los programas sociales a la población penitenciaria, que hasta el pasado 9 de julio era de 34 mil 193 internos e internas.