Ubican puntos de riesgo por inundación y deslaves en CdMx

El gobierno de la Ciudad de México ubicó los puntos críticos en riesgo de inundación y  deslave de barrancas en la capital, por lo que invita a la población a tomar precauciones.
La Unidad Tormenta del Sistema de Aguas de la Ciudad de México prevé que la precipitación en milímetros anual puede superar la de años pasados.
La Unidad Tormenta del Sistema de Aguas de la Ciudad de México prevé que la precipitación en milímetros anual puede superar la de años pasados. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

El Gobierno de la ciudad de México ubicó 30 puntos críticos en riesgo de inundación y 27 por deslaves en barrancas y laderas.

En el diagnóstico al que tuvo acceso MILENIO, se muestra que las delegaciones que no presentan ningún problema de inundación o encharcamientos son Cuajimalpa y Milpa Alta.

Mientras que en el caso de deslizamientos de material, las demarcaciones en donde existe peligro son Álvaro Obregón, Magdalena Contreras, Cuajimalpa, Gustavo A. Madero, Tlalpan y Xochimilco.

Este año, el gobierno capitalino espera una de las temporadas de lluvias más críticas de la historia pues en una de las primeras precipitaciones registradas, casi se alcanzaron los 100 milímetros de lluvia, cuando el drenaje de la ciudad se vió rebasado al alcanzar los 35 milímetros.

"Se presentará una temporada con lluvias muy altas, intensas, pensamos que la precipitación en milímetros anual puede superar la de años pasados, pensamos en que sí estamos viendo el patrón de lluvias muy puntuales, intensas y con una duración aproximada de 40 minutos", explicó el jefe de la Unidad Tormenta del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, Miguel Ricaño.

Para este año, las autoridades capitalinas desplegaron 130 campamentos en diferentes puntos de la ciudad para estar alertas en caso de que se presente alguna contingencia.

Los campamentos están integrados por 350 trabajadores del Sistema de Aguas y equipos especializado para restablecer el nivel del agua en caso de una inundación, así como garantizar el funcionamiento de los 12 mil kilómetros de la red de drenaje. En una emergencia, el número de trabajadores puede sumar hasta mil.

"Canalizamos equipos, camiones vactor, bombas, personal. Son lluvias que van a superar los 30, 40 y 50 milímetros, que ya compromete el funcionamiento del drenaje y nos obliga a ser más eficientes en los bombeos y canalizar más recursos", agregó.

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan durante la temporada de lluvias, es la basura, por lo que exhortaron a la ciudadanía a no tirar sus desechos a las calles.

En caso de una intensa lluvia, se recomienda no utilizar automóvil, evitar acercarse a bardas postes o cables, cauces de agua y partes bajas de lomas.

En los domicilios se debe de guardar en una bolsa de plástico los documentos más importantes.

Respecto a las barrancas, los 27 puntos críticos en temporada de lluvias se convierten en un peligro debido a las lluvias intensas pues arrastran la tierra debido a que hay zonas con materiales blandos y sueltos en terrenos con pendientes muy pronunciadas.

Como medidas preventivas, la Secretaría de Protección Civil, recomendó a quienes viven en laderas y barrancas evitar hacer cortes en el terreno sin asesoría técnica, no destruir la vegetación, no rellenar las barrancas con basura y cascajo y revisar si existen deformaciones en la construcción de su vivienda.

Entre las precauciones añadió poner especial atención en árboles inclinados, agrietamiento del terreno, deformaciones como escalonamientos y fugas en tuberías.