Los últimos mexicanos deportados por Obama llegan a la CdMx

Al recibir a los 135 mexicanos, la secretaria del Trabajo de la CdMx, Amalia García, anunció que la capital será una ciudad santuario que considerará a los migrantes como huéspedes.
Los 135 migrantes mexicanos repatriados llegaron a la Terminal 2 del AICM.
Los 135 migrantes mexicanos repatriados llegaron a la Terminal 2 del AICM. (Especial)

Ciudad de México

Los últimos mexicanos deportados por parte de la administración de Barack Obama llegaron esta mañana a la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

La secretaria del Trabajo de la CdMx, Amalia García, recibió a los 135 mexicanos, a quienes les reitero la disposición del gobierno para ofrecerles apoyos y servicios de vinculación laboral.

TE RECOMENDAMOS: Albergues, saturados y con pocos recursos

Dijo que los derechos humanos de los mexicanos deportados fueron violados, ya que viajaron esposados como si fueran criminales.

"Son personas con derechos, ustedes tienen derechos y deben respetarse esos derecho. Ustedes son gente valiosa, gente que ha salido a adelante", aseguró al recibirlo en el aeropuerto.

Uno de los que llegó hoy fue Adrián Pérez, originario de la delegación Gustavo A. Madero y quien vivió por más de 10 años en Nueva York trabajando en un mercado de frutas.

A su llegada a la capital mexicana, explicó que al concluir su jornada de trabajo, fue detenido por policías acusándolo de ser un indigente. Y desde ese momento se descubrió su estatus legal y comenzaron los trámites para sacarlo de la unión americana.

“Me siento muy feliz por regresar a casa, pero me siento muy tiste porque dejé a mi familia en Estados Unidos”, señaló.

El seguro de desempleo consta de un apoyo mensual de mil 50 pesos durante seis meses.

A pesar del apoyo, el panorama no es alentador para los mexicanos que llegan al país. Este es el caso también de Gustavo Pérez, quien desde hace cinco años salió de Puebla a Carolina del Norte para llegar con sus primos. Su sueño americano duró cinco años. 

“Me agarraron en un retén por no licencia, me llevaron al condado de Carolina del Norte, no tengo felonías pero me dieron tres meses de prisión, de ahí para otro condado, luego a Nuevo México y de ahí volamos para acá, fueron cinco meses desde que me agarraron”, contó.

La secretaria del Trabajo explicó que la Ciudad de México se convertirá en una ciudad santuario que considerará a los migrantes centroamericanos como huéspedes, por lo que podrán gozar de los programas sociales.

"La instrucción del doctor Mancera es que la Ciudad de México sea considerara como una ciudad santuario, a nuestro migrantes les dará sus oportunidades y a los migrantes centroamericanos que crucen por la ciudad se les considera huéspedes y los programas de la ciudad los ponemos a su servicio", dijo