Deporta EU a presunto homicida buscado en el DF

Juan Rubén Mendoza Solís enfrenta una orden de aprehensión emitida por el Juzgado Penal 50 de la Ciudad de México, por un homicidio cometido en la colonia Guerrero, en 2008.
Oficiales de la ICE estadunidense deportaron de Chicago a México a un hombre con orden de aprehensión en su contra en el Distrito Federal, por su presunta responsabilidad en un homicidio.
Oficiales de la ICE estadunidense deportaron de Chicago a México a un hombre con orden de aprehensión en su contra en el Distrito Federal, por su presunta responsabilidad en un homicidio. (Cortesía ICE)

Ciudad de México

La embajada de Estados Unidos en nuestro país informó que Juan Rubén Mendoza Solís, buscado en México por su presunta responsabilidad en un homicidio en 2008, en la colonia Guerrero del Distrito Federal, fue deportado el viernes pasado por oficiales del Buró de Operaciones de Aplicación de la Ley Remoción (ERO) de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE).

Mendoza Solís, de 40 años de edad, fue deportado de Chicago en un vuelo chárter de la ICE, y fue transferido a la custodia de autoridades de procuración de justicia mexicanas en el cruce fronterizo de Brownsville, Texas.

Juan Rubén Mendoza Solís enfrenta una orden de arresto por homicidio, emitida por el Juzgado Penal número 50 de la Ciudad de México, aunque había vivido en Joliet, Illinois, bajo el seudónimo de Raymundo Arias Molina, lugar al que llegó desde enero de 2009.

La investigación de las autoridades mexicanas registra que el 21 de octubre de 2008, José Luis Jardón, joven de 18 años, y un amigo caminaban por la colonia Guerrero de la Ciudad de México, cuando se les acercaron dos hombres armados, identificados después como Juan Rubén Mendoza Solís y su hermano Alejandro.

Tras un altercado, Juan Rubén Mendoza Solís presuntamente disparó contra Jardón en cinco ocasiones, matándolo. El sospechoso huyó de la escena del crimen junto con su hermano.

Tiempo después, Alejandro Mendoza Solís fue sentenciado por el asesinato y actualmente cumple sentencia en el Reclusorio Oriente del Distrito Federal.

Juan Rubén Mendoza Solís huyó a Illinois para evadir los cargos. En agosto pasado, la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) del ICE recibió una llamada anónima con información de que Mendoza Solís se encontraba radicando en el área de Joliet.

El 4 de septiembre, agentes especiales de HSI arrestaron a Mendoza Solís en el mercado Río Grande Valley, donde laboraba.

Cuando fue arrestado Mendoza Solís vivía bajo el seudónimo de Raymundo Arias Molina. El 10 de septiembre, un juez migratorio ordenó su remoción de los Estados Unidos. Mendoza Solís permaneció en custodia del ICE hasta el pasado viernes.

El agregado de HIS en la Ciudad de México ofreció apoyo considerable en la investigación que llevó a su arresto, informó la representación diplomática esdtadunidense.

“La repatriación de este sospechoso de homicidio es el resultado directo de la cooperación continua entre la procuración de justicia estadounidense y nuestras contrapartes mexicanas”, dijo Ricardo Wong, director de Campo de ERO en Chicago.

“Los fugitivos violentos que creen que pueden evadir la justicia al huir a los Estados Unidos deben de saber que no encontrarán refugio aquí”, agregó.

La deportación demuestra la expansión de la cooperación bilateral para identificar, arrestar y repatriar a fugitivos mexicanos que buscan evitar su proceso judicial huyendo a los Estados Unidos.

ICE trabaja de cerca con el gobierno de México sobre este esfuerzo. Muchos de estos arrestos involucran crímenes violentos.

Desde el 1 de octubre de 2009, ERO ha retirado a más de 720 fugitivos extranjeros de los Estados Unidos, buscados en sus países de origen por crímenes serios como secuestro, violación y asesinato.