No habrá departamentos en Parque Reforma Social: abogado de herederos

Alberto Woolrich dijo que en el lugar podrían construirse instalaciones deportivas o locales comerciales que podrían elevar la plusvalía de la colonia e, incluso, darle trabajo a algunos de sus ...
Archivo Milenio
(Archivo (Cuartoscuro))

Ciudad de México

El abogado Alberto Woolrich, representante de los dueños del parque Reforma Social, rechazó que los herederos de Carlos Cuevas Lascurain pretendan construir un conjunto de departamentos en el lugar donde actualmente se encuentra el parque, reconoció que existen otros planes para el terreno y aclaró que el GDF no expropiará el inmueble.

"Ya hablé con Héctor Serrano, el secretario de Gobierno del DF y nos hizo tres promesas, la primera, que no se va a expropiar el terrero; la segunda , que la investigación sobre la pelea se llevará hasta sus últimas consecuencias y que iba a solicitar ponderación en las declaraciones del delegado", dijo Woolrich en entrevista para MILENIO.

Sobre el primer tema, Woolrich abunda que legalmente no procedería la expropiación del inmueble y considera que el GDF está tomando una postura jurídica "digna" .

Asegura que desde septiembre de 2009, cuando la sucesión de Carlos Cuevas ganó el juicio de amparo 577/77 y la autoridad otorgó la posesión a María de Lourdes Mondragón podrían haber tomado medidas legales para reclamar el inmueble, sin embargo, con el afán de mantener la paz en la colonia, se hizo la donación de más de 10 mil metros cuadrados al GDF para mantener el parque público.

Esa cesión de terreno se mantiene y Woolrich asegura que la noche del 24 de septiembre, cuando se suscitó una pelea al intentar bardear el parque, los trabajadores que contrataron los dueños del predio tenían instrucciones para no cercar ese espacio.

[b]La pelea del 24 de septiembre[/b]

Durante las primeras horas del 24 se septiembre un grupo de colonos de Reforma Social se enfrentó a golpes con trabajadores, contratados por los dueños del parque, que tenían la orden de bardear el parque.

"La orden que había era poner la barda, la señora (Lourdes Mondragón) no es una pandillera ni anarquista, es un señora decente. La turba que inició las agresiones salió de la colonia Reforma Social", dice el abogado.

Durante la gresca, resultaron lesionados vecinos de la colonia y trabajadores, además que se registraron daños en vehículos que se encontraban en las calles aledañas.

Woolrich reconoce que es posible que los agresores no sean habitantes de la colonia Reforma Social y se trate de un grupo que se encontraba allí con la intensión de provocar un conflicto, ya que la mayoría de los vehículos dañados eran de las personas que habían sido contratadas por la familia.

Los trabajadores agredidos fueron trasladados a la Cruz Roja de Polanco, donde rindieron su declaración ante el MP para que se iniciara la investigación correspondiente. Casi de manera simultánea, autoridades delegacionales llegaron al parque y ayudaron a los vecinos a levantar si propia acta.

Al respecto, Woolrich Ortiz espera que tanto el secretario de Gobierno, Héctor Serrano, como el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, cumplan su promesa de llevar la investigación hasta sus últimas consecuencias.

"La pelea no fue comenzada por los trabajadores, fue propiciada por gente extraña y ahora le compete a Procuraduría (PGJDF) definir quiénes eran. Nosotros obramos con buena disposición, aceptamos que los trabajadores fueron enviados para bardear el inmueble, pero no somos responsables de la agresión.

" Ahora le toca a la procuraduría realizar una investigación imparcial, decir quién está engañando a quién, esperemos que se haga justicia sin que interfieran los intereses de un partido. Mancera conoce las leyes y debe observar que se cumplan", dice Woolrich.

[b]Los rumores de construcción[/b]

"La orden fue bardear la propiedad, no había planes de construcción, en lo absoluto, eso podría acreditarlo el delegado, para eso se necesitan licencias y planes y no hay solicitud de ellos por parte de la señora (Mondragón Casas). No es cierto que quieran construir casas alli", dice el jurista.

Sobre por qué los vecinos creen que en el lugar se construirán 1200 departamentos, Woolrich afirma que se debe a una interpretación que se dio de unas declaraciones hechas por el anterior abogado de la familia, Javier Aguilar, hará aproximadamente dos años.

"No es cierto, no es el deseo perturbar la tranquilidad de ningún colono de Lomas, la señora Lourdes Mondragón Casas y sus hijos no quieren vivir en conflicto con la comunidad", dice.

Aunque descartan que la construcción de viviendas, Woolrich asegura que el uso de suelo no es área verde, como ha dicho el GDF, el delegado Víctor Romo y el comité de vecinos de la colonia Reforma Social.

"El uso de suelo es residencial. Claro que la familia ha hablado sobre qué hacer con el inmueble, por eso se ha hablado de levantar instalaciones deportivas que le permitan la convivencia en paz a esa zona o locales comerciales", dice.

El abogado asegura que con ese tipo de construcciones se puede dar plusvalía a la propia colonia (Reforma Social) e incluso, trabajo para algunos de sus habitantes.