Denuncian vagoneros cobro por ingresar a programa de formalidad

Los comerciantes acusaron a los líderes de las líneas 1 y 8 de cobrar mil pesos para ingresarlos al programa del GDF que les permitirá recibir dos mil pesos mensuales y cursos de capacitación.
El GDF estima que hay 3 mil vagoneros, bocineros y pasilleros.
El GDF estima que hay 3 mil vagoneros, bocineros y pasilleros. (René Soto)

Ciudad de México

Vagoneros de las líneas 1 y 8 de Metro, acusaron que sus líderes les pidieron mil pesos, por ingresarlos al programa que presentó el Gobierno capitalino para que dejen la informalidad, y que incluye apoyos de 2 mil pesos mensuales.

Lo anterior debido a que el registro al programa para la integración a la economía formal de los comerciantes al interior del Sistema de Transporte Colectivo Metro, que inició el lunes, se realiza principalmente a través de los líderes.

Incluso, fueron los líderes quienes presentaron al gobierno capitalino el número de comerciantes informales que agremiaban, para que les dieran la solicitud.

En el Gobierno del Distrito Federal autoridades indicaron que ya tienen conocimiento de las denuncias de exigencia de dinero a cambio de incluirlos en las listas para recibir los 2 mil 18 pesos mensuales que el Gobierno les otorgará como apoyo.

Indicaron que están investigando y que de corroborarse que son ciertas esas acusaciones, las personas responsables serán desconocidos por el gobierno para realizar cualquier trámite.

Incluso, no se descartaron que hubiera otras penalizaciones, por la posible comisión de algún delito.

La reunión donde se les pidieron los recursos a los vagoneros se realizó en el Salón de los Espejos, el pasado miércoles.

Ahí, los líderes de vagoneros como Héctor Casabal y Amanda Casas, les hicieron saber a sus agremiados la situación. Hubo comerciantes informales del Metro que no aceptaron y con ello no lo metieron al programa.

De acuerdo con vagoneros entrevistados que no aceptaron dar el dinero, en su lugar metieron a otras personas que no son vendedores informales del Metro, pero que van a ir a cobrar y dar el dinero exigido.

"Nos quisieron sangrar, somos como 40 los compañeros que no aceptamos, nos parece una injusticia, pero esos líderes saben que tiene que sacar dinero de algún lado, porque ya no podrán cobrar las cuotas a los agremiados", indicó uno de los vendedores informales del STC Metro.

Con el programa, el Gobierno está desarticulando a las organizaciones, y debilitando a los dirigentes, que ya no tendrán el control sobre la gente una vez que se inscriban al programa.

El pago del apoyo que se entregará a través de la Secretaría de Desarrollo Económico, con recursos del Metro, se realizará presentando identificación oficial con fotografía.

"De qué dependen los dirigentes, de lo que vayan a dar los agremiados., por eso ahora nos exigieron mil pesos, pero no aceptamos, no quisimos, y nos dejaron fuera, por eso pedimos que las autoridades investiguen y vean quiénes están entrando", señaló una de las vagoneras inconformes.

Cuando fue presentado el programa, el secretario de Gobierno, Héctor Serrano, señaló que el registro se puede realizar también de manera individual.

"Si alguno, dice tengo la intención de capacitarme y aprovechar este programa social que el Gobierno da para poder activarme y poder tener un oficio, aprender alternativas de la inserción formal, estará en condiciones para hacerlo", expuso el pasado 7 de febrero.