Taxistas denuncian ante la PGJDF a Uber y Cabify

Prestan un “servicio ilegal” porque transportan pasajeros sin tener una concesión, acusan.
Transportistas protestaron afuera de la procuraduría capitalina.
Transportistas protestaron afuera de la procuraduría capitalina. (Armando Monroy)

México

El grupo Taxistas Organizados de la Ciudad de México presentó una denuncia de hechos ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal contra las empresas que manejan las aplicaciones Uber y Cabify porque violan la Ley de Movilidad y transportan pasajeros sin tener una concesión.

La queja incluye al secretario de Movilidad, Rufino H. León, por omisión, a pesar de las quejas administrativas que ellos han interpuesto.

Ignacio Rodríguez, integrante de los taxistas, indicó que la denuncia es también contra las más de 50 mil unidades pirata que circulan en el Distrito Federal y representan pérdidas económicas diarias superiores a los 24 millones de pesos, pero prestan un servicio fuera de la Ley de Movilidad.

"A los taxistas regulares nos hacen operativos todos los días, nos meten al corralón y además nos ponen las multas más altas, mientras que ellos operan sin concesión ni cromática", señaló Rodríguez.

Aunque no existe un censo oficial, hay estimaciones de que en la ciudad ya hay más de 20 mil taxis que operan, principalmente, con aplicaciones como UBER y Cabify, indicó.

"Los taxistas regulares pagamos anualmente diversos impuestos como tenencia, revista y verificaciones, dos veces por año. Además deben tener taxímetro, y realizar su verificación".

Mientras, los autos particulares solo pagan tenencia y verificación y no realizan la inspección físico-mecánica de las unidades, mencionó.

Al respecto, Daniel Medina, líder del grupo de taxistas, mencionó que en otros países se prohibió el servicio, pero en México los protegen.

En Alemania, Francia, Colombia, Bélgica, Holanda y en Nevada, (Estados Unidos) las empresas que transportan pasajeros mediante aplicaciones fueron sacadas de circulación.

"Los taxiapp están fuera de la ley y no pedimos que los regulen, sino que les apliquen la Ley de Movilidad, pues incumplen con los impuestos que los concesionados estamos obligados a pagar", acusó.

A nombre de 10 mil concesionarios, reclamaron a la Semovi que no haya actuado contra estos servicios, que imponen tarifas por cuenta propia, usurpando la función del Estado de establecer los cobros en beneficio de los usuarios.

De acuerdo con el artículo 251 de la Ley de Movilidad vigente en la Ciudad de México, prestar un servicio de transporte sin contar con la concesión se castiga con una multa que supera los 28 mil pesos (400 salarios mínimos).

Según la normatividad, en la Ciudad de México Uber y Cabify cometen otra violación al cobrar tarifas diferentes a las publicadas en la Gaceta Oficial y autorizadas por la Secretaría de Movilidad, pues tiene sus propios costos.

"Prestar el servicio de transporte público sin concesión o permiso correspondiente se sancionará con multa de 350 a 450 días de salario mínimo, tratándose de transporte individual de pasajeros", se indica en la ley.

"Cuando se compruebe fehacientemente el cobro de tarifas distintas a las autorizadas por la secretaría para el servicio de transporte público de pasajeros, se sancionará con multa de 40 a 60 días de salario mínimo".

Compareceré: Tovar

El secretario de Movilidad del DF, Rufino H. León Tovar, aseguró que está dispuesto a comparecer ante la Procuraduría de Justicia local después de que fue denunciado por taxistas por no regular el servicio de aplicaciones de transporte particular como Uber y Cabify.

En entrevista en el Bosque de Chapultepec, dijo que este mes quedarán listas las disposiciones para ordenar dicho servicio y aseguró que se está revisando la legislación local y se tomarán en cuentan las experiencias internacionales.

Dijo que se va a atender la denuncia de los taxistas, pero lo más importante, dijo, es buscar una regulación que beneficie a la ciudadanía.

Cuestionado sobre si es seguro este servicio dijo que tal vez sí, porque la gente los usa.

Operación

MILENIO dio a conocer en agosto de 2013 el auge de las aplicaciones para solicitar un supuesto "taxi seguro y confiable".

Para pedir una unidad solo se abre la aplicación, comparten su ubicación y en unos minutos llega la unidad, de la cual inclusive mandan la fotografía del chofer, placas, color y modelo de la unidad.

Inclusive dan la opción de cargar el costo del pasaje a una tarjeta de crédito previamente registrada en el celular.