Diez delegados no descartan derrota; solo 3 esperan ganar

Competirán por una candidatura a la ALDF; la de Jesús Valencia es definitiva para que pueda ser investigado.
Jefes delegacionales solicitan permiso
(Especial)

México

Los 14 jefes delegacionales del PRD solicitaron licencia a su cargo; de ellos, cuatro quieren separarse de manera definitiva y los restantes no descartan regresar una vez que concluya el proceso de elección interna para diputados locales, que es el 17 de febrero.

El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, recibió a través de la Secretaría de Gobierno las solicitudes de licencia de los jefes delegacionales perredistas para que puedan separarse del cargo a partir del primer minuto de hoy, pues algunos van a participar en los procesos de precampaña.

En entrevista con MILENIO, el secretario de Gobierno, Héctor Serrano, indicó que las licencias que solicitaron 13 de delegados son por procedimiento, temporales, pues en los documentos enviados solo indican que serán hasta por 90 días. Solo hay una que ya es definitiva, la de Jesús Valencia, ahora ex titular en Iztapalapa.

"La forma en que lo están haciendo, más que pensar en señalar su regreso o no, están informado sobre la ruta para obtener la licencia, porque si quisieran hacerla definitiva tendría que ser a expensas de la Asamblea Legislativa para que se haga la propuesta", señaló Serrano.

"Si están pensando en regresar o no, eso lo tiene que decidir cada uno, y la licencia temporal solicitada al jefe de Gobierno es la forma jurídicamente correcta. Valencia se separa, no para buscar un cargo de elección, sino para hacer factible una investigación. Los demás hablan que buscarán participar en la precampaña".

El secretario de Gobierno expresó que cuando menos tres, de 13 de los jefes delegacionales, Mauricio Toledo de Coyoacán; Alejandro Fernández de Cuauhtémoc; y Leticia Quezada de Magdalena Contreras, señalaron que una vez concluido el proceso de precandidaturas ya no regresarán a su cargo.

Toledo manifestó que termina su administración hasta que concluye el mandato, que está marcado en octubre; sin embargo, una vez concluido el proceso interno del PRD pedirá una licencia definitiva.

Algunos otros Leonel Luna (de Álvaro Obregón) Nora Arias (Gustavo A. Madero), Maricela contreras (Tlalpan), Víctor Hugo Romo (Miguel Hidalgo), Víctor Hugo Monterola (Milpa Alta), Elizabeth Mateos (Iztacalco) y José Manuel Ballesteros (Venustiano Carranza) señalaron que una vez concluido el proceso de precandidaturas regresarán a la titularidad de la delegación.

Ballesteros indicó que si una vez que concluya el proceso hay un consenso para que dejen el cargo de manera definitiva, se sumará.

Mateos reflexionará y evaluará en los próximos días cuál es el camino que seguirá, pero adelantó que podría regresar al gobierno delegacional y no buscar otro puesto, aunque se registró ante el PRD local para buscar una curul en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

De las solicitudes, hay otra que es permanente, la de Jesús Valencia, jefe delegacional de Iztapalapa, que fue solicitada por él para que pueda ser investigado en la Contraloría General y la Procuraduría capitalina por un presunto conflicto de intereses, ya que presuntamente chocó a bordo de una camioneta propiedad de un proveedor de la demarcación y de la cual dijo era propietario.

Valencia anunció que su licencia fue en acuerdo con el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, y ésta aplica desde este lunes.

"Me voy con la conciencia tranquila de que no cometí ningún delito y que la administración que me tocó llevar a cabo está en completo orden. La delegación está trabajando plenamente, es una de las más transparentes e hicimos bien las cosas", señaló.

Las solicitudes de licencias se empezaron a recibir desde el viernes y el último en entregarla fue el titular de Cuauhtémoc, Alejandro Fernández.

El secretario de Gobierno dijo que las solicitudes que no se recibieron fueron las de los jefes delegacionales de Benito Juárez, el panista Jorge Romero, y de Cuajimalpa, Adrián Rubalcaba del PRI.

"Hasta este momento confirmo que son 14 los jefes delegacionales que están presentando solicitud de licencia, pero Cuajimalpa y Benito Juárez tienen sus tiempos de partido, por lo que ellos, en caso de decidir que buscarían un cargo de elección, tendrían que dejar su actual cargo 90 días, como lo marca la ley, antes de la elección, para que puedan contender", dijo.

Serrano señaló que este lunes habrá la reunión semanal que hacen los titulares de las demarcaciones a la que llegarán los encargados de las jefaturas.

El presidente del PRD, Raúl Flores, señaló que la decisión sobre pedir licencia definitiva o permanente es con base en los pendientes que cada jefe delegacional tenga en su administración o en su estrategia política.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]