Delegado de Iztapalapa se reserva su derecho a declarar

El jefe delegacional Jesús Valencia se acogió al artículo 20 constitucional para no declarar ante la PGJDF por supuestos actos de corrupción y presentará pruebas en su favor.

Ciudad de México

Jesús Valencia Guzmán, jefe delegacional de Iztapalapa, se acogió al artículo 20 constitucional para no declarar ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) que lo investiga por supuestos actos de corrupción en su administración, al conceder licitaciones a cambio de dinero o favores.

Funcionarios de la dependencia dijeron que ayer se presentó acompañado de su abogado a la Fiscalía de Investigación para Delitos Cometidos por Servidores Públicos y después de hacer uso de su derecho de no declarar, pidió algunos días para presentar pruebas en su favor, por lo que nuevamente comparecerá ante la procuraduría capitalina.

El Ministerio Público mantiene abierta una averiguación previa para determinar si el funcionario se ha beneficiado de manera ilegal al otorgar licitaciones a la empresa Amexire, contratista que ganó una adjudicación que implica alrededor de 48 millones de pesos.

En diciembre el delegado sufrió un accidente en circunstancias no aclaradas cuando conducía una camioneta que, según él, le prestó Amexire.

Valencia Guzmán acudió al edificio ubicado en la calle Vallarta, en la colonia Tabacalera, delegación Cuauhtémoc para presentarse ante el Ministerio Público de turno y enseguida fue canalizado a la Unidad B de investigación sin ser detenido, donde se le notificó de la indagatoria en su contra.

El jefe delegacional respondió que se apegaría al artículo 20 Constitucional, el cual le otorga el derecho de abstenerse a rendir declaración.

El accidente de diciembre de 2014 en la colonia Jardines del Pedregal cuando manejaba una camioneta también Jeep Gran Cherokee, destapó el contrato de la empresa Amexire S DE RL DE CV, misma que ganó la licitación para ejecutar obras de rehabilitación de casas en la demarcación por un monto de 48 millones de pesos, provenientes del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS), otorgado por la Federación.

MILENIO documentó que el jefe delegacional tiene otra camioneta Gran Cherokee a su servicio, también "prestada" por una de las empresas que factura a la demarcación.

Se trata de Protexer S de RL de CV, que firmó contrato con la delegación en 2013 por 2 millones 999 mil pesos para prestar servicios

de espectáculos, correspondientes al programa Tardes Culturales.

De acuerdo con el documento todos los gastos y daños que genere el auto, una camioneta Chrysler Jeep Gran Cherokee, modelo 2014, placas 621ZFK, correrán a cargo de la empresa Protexer mientras esté vigente el contrato.