Accidente no se debió a consumo de alcohol: delegado

Jesús Valencia dijo que de haber ingerido alcohol, "hubiera sido peor". Aclaró que está bajo tratamiento médico por estar sometido a "grandes presiones" y tomó una pastilla previamente.
La camioneta del jefe delegacional fue la que sufrió más daños.
La camioneta del jefe delegacional fue la que sufrió más daños. (Alejandro González)

Ciudad de México

El jefe delegacional en Iztapalapa, Jesús Valencia, dijo que el accidente que sufrió esta madrugada no tuvo que ver con la ingesta de alcohol, sino con los efectos de un medicamento, una pastilla que toma antes de dormir.

En entrevista con MILENIO Televisión, explicó que se encuentra sometido a "grandes presiones", por lo cual acudió al médico, quien le recetó ese medicamento, pero el jefe delegacional dijo que se equivocó al tomarlo y conducir su vehículo.

"Si hubiera sido alcohol, hubiera sido peor", respondió a pregunta específica.

Dijo que prefiere aceptar esa equivocación de haber manejado solo, que utilizar recursos para cuidarse con escoltas, lo cual consideró "ostentoso".

Valencia aclaró también que ya se le pagaron los daños al propietario de la Suburban con la cual chocó, "y no vamos a dejarlo solo".

Refirió que anoche acudió a la inauguración del alumbrado navideño en la demarcación a su cargo, como a las 21:00 horas, y de ahí se dirigió a un hotel cercano al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México para encontrarse con un dirigente partidista, con quien tuvo una reunión de trabajo.

Dijo que tomó su medicamento previamente a llegar a su domicilio. Para ello manejó solo y de pronto chocó su vehículo con una camioneta Suburban que da servicio en el aeropuerto, la cual estaba sin pasajeros, y "me volqué, afortunadamente sin consecuencias mayores".

Valencia refirió que él tuvo solo lesiones en brazos y piernas, pero nada que le impida continuar con su trabajo en la delegación a su cargo.