Miguel Hidalgo: premio a los trabajadores que usen la "bici"

Días de vacaciones o estímulos económicos a quienes usen la bici como forma de transporte diario.

México

El jefe delegacional en Miguel Hidalgo, Víctor Hugo Romo, anunció facilidades para los trabajadores de la demarcación en la compra de bicicletas, además de diferentes estímulos.

En entrevista posterior a la firma de la Carta de Intención por la Movilidad Sustentable, para reducir el uso del automóvil, el funcionario anunció que su administración gestionó facilidades con Banorte para que los empleados de base de la delegación adquieran una bicicleta y se les descuente vía nómina.

Además, se otorgarán estímulos, como días de vacaciones o económicos a quienes usen la bici como forma de transporte diario.

En el contexto del Día Mundial sin Auto, Romo explicó que cada empleado que demuestre que usa la bicicleta para llegar a su trabajo durante, mínimo, 15 días, la delegación le otorgará un día de vacaciones o económico.

Romo llamó a los habitantes de la demarcación a sumarse y utilizar lo menos posible el automóvil.

No solo las marchas, plantones, bloqueos, ferias, conciertos o actos de la Presidencia obligaron a los automovilistas capitalinos a tomar otras alternativas para no cruzar por el Zócalo que se encontraba cerrado.

Ayer, muchos funcionarios, incluido el propio jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, dejaron sus vehículos —y los de sus guaruras— para subirse al Metro, al microbús, al taxi o la bicicleta. Todo para conmemorar el Día Mundial sin Automóvil.

El primero en llegar fue el secretario de Gobierno, Héctor Serrano.

Al filo de las siete de la mañana, Serrano salió del Metro en la plancha del Zócalo.

Se subió en Tasqueña y avanzó a lo largo de 12 estaciones, que recorrió en un lapso de 30 minutos. Solo iba acompañado por una persona de su equipo de comunicación, su chofer tuvo el día libre.

En tanto, Mancera llegó en un taxi que lucía la nueva cromática de la ciudad. Abordó el vehículo blanco y rosa mexicano en su casa en la colonia Nápoles para dirigirse a la sede del GDF. Le tomó 35 minutos llegar.

Mientras caminaba hacia una reunión con el gabinete, dijo que estas acciones buscan concientizar a la población de las afectaciones que los autos provocan a la salud.

Al terminar la reunión, el jefe de Gobierno salió con rumbo al Colegio Militar, para asistir a un congreso de historia castrense organizado por la Sedena. Nuevamente el taxi fue el medio utilizado por el mandatario.