Rechaza Mancera debatir con Ebrard por Línea 12

Asegura el ex gobernante que la actual administración calificó la obra de segura y operable.

México

El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, desdeñó un debate y una reunión con su antecesor, Marcelo Ebrard, para discutir las fallas, utilización de documentos falsos, pagos indebidos, sobreprecios, recursos utilizados para otros fines y acusaciones sobre irregularidades en la Línea 12 del Metro.

La petición del debate fue lanzada por Ebrard en conferencia de prensa para buscar transparencia respecto al tema de la Línea 12, que derivó en acciones de la Contraloría General al sancionar a 33 ex funcionarios y funcionarios del Proyecto Metro y del Sistema de Transporte Colectivo y presentar 15 denuncias ante el Ministerio Público por la posible comisión de algún delito.

"Le hago un planteamiento al jefe de Gobierno: si hay alguna imputación que hacerme por corrupción, que la haga o la aclare ahora que va a ser su Informe de gobierno y actúe conforme a derecho, independientemente de que lo considere mi ex compañero de trabajo o independientemente de consideraciones políticas, porque ustedes saben, en la contienda interna del PRD estamos en bandos contrarios.

"Independientemente de eso, que actúe con mano firme, conforme a derecho. Que si me quieren imputar alguna falta atribuible a mi responsabilidad directa que actúe y lo invitaría respetuosamente a que tengamos un encuentro público para que a la ciudadanía le quede claro cuáles son las responsabilidades del de la voz".

Además, exigió que se den a conocer los responsables de las fallas de la Línea 12, porque lo que divulgó el pasado martes el contralor fue el tema administrativo, de contratos, pero no de los causantes de las fallas que pararon 11 estaciones desde el pasado 12 de marzo.

Ayer por la tarde, Mancera rechazó el reto de un debate público para deslindar responsabilidades, argumentando que el tema de la Línea Dorada es absolutamente técnico, especializado, de muy alta especialidad, y no quiere volverlo político ni tener un debate político.

"Así ha quedado demostrado con los diferentes estudios que se han realizado y se siguen realizando, es un asunto de análisis jurídico y administrativo, no veo ninguna posibilidad de volverlo político, ni por supuesto la necesidad de un debate político".

Dijo que las personas interesadas en aportar algún dato o referencia que coadyuve a los trabajos, la investigación y los procedimientos, lo pueden hacer.

Indicó que tiene la obligación de atender a todos los capitalinos en sus peticiones y el tema de la Línea 12 es técnico.

Sin embargo, añadió que las sanciones dadas a conocer por la Contraloría son un análisis general sobre el tema administrativo y jurídico, por lo que también descartó una reunión.

"No veo cuál sería la utilidad de este tema, ahí está muy claro, es absolutamente técnico-jurídico, y además hay una cosa muy importante, mi trabajo está concentrado, precisamente, hacia dos tareas fundamentales: garantizar la seguridad de los usuarios de la Línea 12 y poder restablecer el servicio con toda la capacidad técnica de soporte y de seguridad lo antes posible".

Además, Mancera señaló que el contralor capitalino, Hiram Almeida, tiene abiertas auditorías y conforme vayan concluyendo se dará a conocer la información.

Dijo que se darán los resultados correspondientes y que puede haber más sanciones para otros funcionarios y el consorcio constructor, pero antes se establecerán las conclusiones correspondientes.

Sobre el tema de las investigaciones, el jefe de Gobierno del Distrito Federal dijo que a las 33 personas involucradas se les respetará su derecho a impugnar.

Añadió que la apertura de la Línea 12 dependerá de lo que señale el secretario de Obras, Alfredo Hernández, pues ya se han solicitado los materiales para la reparación, que son de muy alta especialidad, y dependen de la disponibilidad con los proveedores.

"No nos vamos a aventurar a hacer una apertura que no cumpla con lo que nos están especificando".

Imputación directa

Marcelo Ebrard exigió a Miguel Ángel Mancera presentar las pruebas en su contra por el caso de la Línea 12, pues dijo que los resultados que expuso el pasado marte la Contraloría capitalina son "una imputación indirecta de corrupción".

En la conferencia de prensa que ofreció, dijo que los instrumentos de justicia deben utilizarse para eso y no para desprestigiar.

"Recuerdo uno de los discursos (de Mancera), cuando fue procurador, que decía que los instrumentos de justicia son para hacer justicia, no para hacer política".

También dijo que si le quieren quitar su respeto, cuando menos que lo fundamenten, porque de las auditorías, al menos cuando él era jefe de Gobierno, no se detectaron sobreprecios, desvíos de recursos o documentación apócrifa, ya que en el informe de la Contraloría no se indican de dónde se derivan.

Ebrard se quejó que ahora se presenta a la Línea 12 como la peor ruta del Metro del mundo, cuando la actual administración la tuvo un año tres meses operando.

Señaló que el 8 de julio de 2013 el gobierno de Mancera "recibió en definitiva la Línea 12 calificándola como segura y operable, pero un año después dicen que la obra está mal y eso no tiene explicación".