Piden en la ALDF informe de mercados afectados por lluvias

Tras dañarse las techumbres de los mercados Beethoven y Río Blanco, la Comisión de Abasto de esa asamblea espera un informe del GDF y de las delegaciones Cuauhtémoc y GAM.
Las lluvias y el granizo ocasionaron el desplome del techo
Las lluvias y el granizo ocasionaron el desplome del techo (Tomada de @Rescate_Condor)

Ciudad de México

El presidente de la Comisión de Abasto y Distribución de Alimentos en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, el diputado local Rubén Escamilla, exhortó al gobierno capitalino y a las delegaciones Cuauhtémoc y Gustavo A. Madero que informen el estado en que se encuentran las techumbres de los mercados Beethoven y Río Blanco, que colapsaron por las fuertes granizadas del pasado 15 de abril.

Las lluvias provocaron severas afectaciones en las delegaciones Gustavo A. Madero, Venustiano Carranza, Cuauhtémoc, Iztapalapa, Miguel Hidalgo, Coyoacán, Álvaro Obregón, Benito Juárez, Iztacalco y Azcapotzalco.

Sin embargo, en el transcurso de la tormenta y granizada se dañaron en mayor medida las techumbres de los mercados Beethoven, de la colonia Ex Hipódromo de Peralvillo, delegación Cuauhtémoc, y el mercado Río Blanco, en la delegación Gustavo A. Madero.

Por ello se quedaron fuera de servicio tales centros de abasto popular y con ello se han afectado decenas de comerciantes y cientos de consumidores, por lo que ahora se busca mantener en buen estado esos inmuebles.

El legislador Escamilla, integrante de la bancada del PRD en la ALDF, indicó que es importante mantener en buen estado la infraestructura de los 329 mercados de la Ciudad de México, ya que para muchas familias capitalinas depende de ellos su economía y sustento y para otras más son sus centros de abastecimiento diario.

“Es esencial saber el estado en que se encuentran dichos mercados, para realizar una evaluación de los daños ocasionados por las lluvias, ya que en próximos meses se contemplan mayores lluvias en la capital”, manifestó Escamilla.   

Cabe recordar que en el capítulo tercero de La ley Orgánica de la Administración Pública del Distrito Federal se señala que es tarea de los órganos político administrativos de las demarcaciones territoriales construir, rehabilitar, mantener y, en su caso, administrar, los mercados públicos.

Por ello, las autoridades del gobierno capitalino y de las delegaciones tienen la responsabilidad de brindar la seguridad adecuada a visitantes y locatarios de estos centros de abasto, para que el comercio fluya de manera normal y ágil, sin contratiempo alguno y sin accidentes que se puedan lamentar, por el mal estado en que se encuentren estos mercados de gran afluencia.