Impulso a cultura vial, sugiere CDHDF a gobierno capitalino

No basta con colocar más señalamientos y aumentar sanciones para prevenir accidentes fatales, planteó en un informe de seguridad vial la Comisión de Derechos Humanos capitalina.
Con el sistema de fotomultas se reducido la cantidad de accidentes automovilísticos y de muertes por esta causa, aseguró el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera.
Más señales de tránsito y aumento en sanciones a automovilistas infractores, no basta para disminuir el número de accidentes viales en la Ciudad de México, planteó la CDHDF. (Archivo). (Cuartoscuro-Archivo)

Ciudad de México

La Comisión de Derechos Humanos capitalina consideró que no basta con colocar más señalamientos y aumentar las sanciones para prevenir accidentes fatales, sino trabajar con mayor profundidad para prevenir los mismos.

Por ello hizo un llamado a las autoridades de la Ciudad de México a impulsar una mayor cultura vial para prevenir y disminuirlos, toda vez que las lesiones causadas por los incidentes ya representan un importante problema de salud pública en la capital.

TE RECOMENDAMOS: SSP hace balance a un año del nuevo Reglamento de Tránsito

De acuerdo con el Informe sobre la Situación de la Seguridad Vial, México 2015, en el país las lesiones causadas por el tránsito están entre las 10 principales causas de muerte, al sumar en 2014 un total de 15 mil 886 defunciones.


De la cifra anterior, las y los peatones son quienes concentran el mayor porcentaje de fallecimientos.

En 2014 se tuvo registro de 8 mil 214 atropellamientos fatales, en los cuales hubo 5 mil 31 ocupantes de vehículo fallecidos, 2 mil 317 motociclistas y 324 ciclistas.

En este contexto, la CDHDF planteó que la población debe tomar conciencia sobre las consecuencias graves de no seguir las recomendaciones de seguridad vial, como la utilización de cinturones de seguridad, cascos y dispositivos protectores para niños, así como conducir sin haber consumido alcohol y a velocidad reglamentaria.

Refirió que el Gobierno de la Ciudad de México trabajó en el nuevo Reglamento de Tránsito, que entró en vigor el 15 de diciembre de 2015, norma que opera con apego a la política internacional "visión cero", que busca salvar vidas y reducir a la cifra mínima el número de accidentes de tránsito.

De igual forma, desde 2003 se aplica el programa Conduce sin Alcohol, creado bajo el principio de prevención para disminuir los accidentes viales originados por conducir en estado de ebriedad.

Desde su inicio, este último ha contribuido a reducir 30 por ciento el índice de accidentes fatales asociados con el consumo de alcohol.

MSP