Cambios en ex Ruta 86 causan inconformidad entre choferes

Ganaban 700 pesos diarios y ahora les pagarán y ahora les pagarán entre mil 300 y mil 500 a la semana, dicen.
La ruta será cubierta por 69 autobuses
La ruta será cubierta por 69 autobuses (Ilich Valdez)

Ciudad de México

El cambio de microbuses a autobuses en la ex Ruta 86 de transporte (reinaugurada como el corredor Valenciana-Tacubaya), implicó un aumento del pasaje de un peso con cincuenta centavos y generó inconformidades entre algunos chóferes de la ruta, toda vez que sus ingresos económicos serán menores además de que no se les ha informado con claridad el monto del nuevo sueldo que recibirán con esta reestructuración.

Entrevistados para Milenio algunos conductores del llamado "primer corredor moderno de autobuses en la capital" explicaron que el cambio de unidades se realizó intempestivamente, de un día para otro, pues el sábado 6 de septiembre recibieron una llamada telefónica para citarlos al evento que celebraría el domingo 7 el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

"Fue muy precipitado, ni lo creíamos, yo tuve mi micro seis años y me lo tomaron como abono de cien mil pesos para entregarme el nuevo autobús que costó 1.3 millones de pesos" explicó Fernando Ramírez socio de Sausa, la nueva empresa que conformaron tras el cambio.

"Ahora ella se hace cargo de todos los gastos, nosotros como accionistas ya no metemos la mano en el dinero ni compramos refacciones, ya nos deslindamos de eso, solo recibiremos un sueldo" precisa.

Camiones Suficientes

El caso de Ramírez es la excepción. Hasta antes de la reinauguración, ésta flotilla tenía 105 microbuses, de los cuales el 30 por ciento, como don Fernando, eran dueños de su unidad.

El resto eran chóferes que ganaban en promedio 700 pesos diarios. "Parece que ahora nos van a pagar entre mil 300 y mil 500 por semana, es poquito, pero vamos empezando y a ver cómo nos va" dice Ramírez, de 64 años de edad.

Mario López se desempeña como chofer de los nuevo autobuses catalogados como de última generación. Son 59 y según un estudio de factibilidad hecho por autoridades del transporte, son suficientes para satisfacer la demanda de usuarios de los 105 microbuses viejos que, se prevé, serán chatarrizados en los próximos meses en Ecatapec.

"Quienes tenían micro se convirtieron en accionistas de la empresa, pero nosotros seguimos como chóferes porque nos aventaron así nomás: si querías participar en el cambio bien, sino adiós ¿Qué podíamos hacer? Dicen que igual y nos podrían pagar mil 700 o mil 800 semanales, que es parecido a lo que pagan en RTP y Metrobús, que porque solo trabajaremos ocho horas al día, pero al menos hoy, yo ya llevo nueve aquí", refiere