En 30 años, más de 4 mil contingencias en la CdMx

De 1986 a 2011, la Ciudad de México ha tenido cuatro mil 631 contingencias, dos mil 132 en fase uno y dos mil 499 en fase dos.
Antes de 2016, la fase uno de contingencia ambiental se activó en 2002.
Antes de 2016, la fase uno de contingencia ambiental se activó en 2002. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Por segundo día, la Comisión Ambiental de la Megalópolis decretó la fase uno de contingencia ambiental, ya que los niveles de ozono en la atmósfera en algunas zonas de la Ciudad de México son mayores a los 190 puntos.

Ésta no es la primera vez que ocurre. De 1986 a 2011, la Ciudad de México ha tenido cuatro mil 631 contingencias, dos mil 132 en fase uno y dos mil 499 en fase dos, con niveles superiores a los 200 puntos, según datos de la Comisión.

El indicador utilizado para evaluar la calidad del aire es el Índice Metropolitano de la Calidad del Aire (IMECA) y entre más alto sea el valor del índice, es mayor la concentración de contaminantes.

La contingencia se establece cuando el IMECA de ozono (O3) supera los 190 puntos o el de las partículas menores a diez micrómetros (PM10) supera los 175 puntos, se explica en la página de la Agencia de Gestión Urbana de la Ciudad de México.

Los años en que más contingencias nivel 1 y 2 hubo, fueron de 1989 a 1995, con 250 y 350 puntos de IMECA respectivamente. Ocho millones 236 mil habitantes padecieron las consecuencias de los altos niveles de contaminación.

La última vez en la que se aplicó la fase uno de contingencia por ozono fue el 18 de septiembre de 2002, cuando en la mayor parte de la ciudad se detectaron 242 puntos del contaminante. En esa época, había más de ocho millones 605 mil habitantes de la ciudad, la mayor parte de ellos vivían en las delegaciones Gustavo A. Madero e Iztapalapa.

¿Cómo se decretan las contingencias?

Desde finales de la década de 1970, los gobiernos locales han intentado solucionar el problema de la contaminación atmosférica en la Ciudad de México. En 1977, se creó el Índice Mexicano de la Calidad del Aire (IMEXCA), que estaba basado en el Pollutant Standard Índex de Estados Unidos, con el que se medía la calidad del aire.

En 1985, la entonces Dirección General de Saneamiento Atmosférico de la Subsecretaría de Mejoramiento del Ambiente creó el Índice Metropolitano de la Calidad del Aire (IMECA), con el que se miden contaminantes como el ozono (O3), dióxido de nitrógeno (NO2), dióxido de azufre (SO2) y monóxido de carbono (CO).

De 1986 hasta 2013, las contingencias ambientales se activaban de la siguiente forma:

Fase uno: cuando los niveles de IMECA eran mayores a 250. En esta etapa, se reducía entre 30 y 40 por ciento la actividad industrial, se implementaban planes para agilizar el tránsito, se reducía la circulación de vehículos oficiales y se suspendían actividades como cubrir baches, asfaltar avenidas o pintar aceras.

Fase dos: se implementaba cuando los puntos de contaminación eran mayores a 350. Según la Comisión Ambiental de la Megalópolis, se implementaba rigurosamente el programa "Hoy no circula", se suspendían las clases en preescolar, primaria y secundaria y había una mayor reducción en la actividad de las fábricas y empresas.

Fase tres: se empleaba si la cantidad de contaminantes rebasaba los 450 puntos; era considerado una situación crítica. La acción que tenía contemplada el gobierno local para este caso era la suspensión de actividades.

A partir de 2013, el Programa de Contingencias Ambientales Atmosféricas (PCAA) de la Comisión Ambiental de la Megalópolis modificó algunos de sus parámetros.

Además del ozono, los dióxidos de nitrógeno y azufre y el monóxido de carbono, ahora también se estudian el óxido nítrico, el plomo y las partículas suspendidas conformadas por elementos que van desde el polen hasta los residuos de la quema de combustibles.

Para decretar la fase uno de contingencia en la CdMx, los niveles de ozono deben ser mayores a 180 y, para la fase dos, superiores a 230 puntos.

¿Qué produce y aumenta la contaminación?

Según la Comisión Ambiental de la Megalópolis, la contaminación en la Ciudad de México se produce por cuatro factores: transporte (público y privado), industria, habitacional y otros. De ellos, los autos y camiones son los que más polución causan; el 46 por ciento de las particulares suspendidas y ozono lo emiten los automotores.

De 1986 a 1995, que es el periodo en el que hubo más contingencias, el número de vehículos osciló entre un millón 519 mil 411 y dos millones 132 mil 325, según datos del Inegi.

En 2002, el último año en el que se decretó contingencia fase uno, el número de automotores que circulaban en la Ciudad de México era de dos millones 321 mil 702, de los cuales dos millones 162 mil 180, son vehículos particulares.

Hasta 2014, el número de autos era de cuatro millones 737 mil 749; cuatro millones 421 mil 797 eran particulares.

A esta cantidad de automotores, se suma la población que reside en el Estado de México que se traslada diariamente a la ciudad para trabajar o estudiar.

Según la Encuesta "Origen-Destino" 2007 del Inegi y los gobiernos de Edomex y CdMx, "los residentes del área de estudio efectúan casi 22 millones de viajes diariamente, de los cuales poco más de dos terceras partes (14.8 millones) se realizan en transporte público, casi una tercera parte (6.8 millones) en transporte privado y algunos pocos en transporte mixto (público y privado) y algún otro tipo de transporte", explican en el estudio.

Hasta el momento, la Comisión Ambiental de la megalópolis mantiene la fase uno de contingencia y recomienda a la población no hacer ejercicio al aire libre y limitar las actividades fuera de casa, escuela o centro de trabajo.