Consignan a pareja por la muerte de menor en Tláhuac

El niño, de un año ocho meses de edad, presuntamente fue golpeado por su padrastro. Dos de los hermanos del menor dijeron que eran maltratados también por su mamá.

Ciudad de México

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal consignó a prisión a una pareja, por la muerte de un menor de un año y ocho meses de edad, producto de golpes presuntamente por parte de su padrastro.

A través de la fiscalía en dicha demarcación, la PGJDF detalló que el Ministerio Público determinó ejercer acción penal contra los probables responsables Mario Adrián Chavelina Rojas e Irma Arellano Rojas, madre del menor, por la presunta comisión del delito de homicidio doloso.

El primero fue consignado al Reclusorio Preventivo Sur, mientras que la mujer al Femenil de Santa Martha Acatitla.

El pasado 14 de junio, la dependencia fue notificada por el médico legal procedente del Hospital General de Tláhuac sobre el fallecimiento del menor. El niño había llegado al nosocomio sin signos vitales y durante la revisión preliminar presentaba equimosis y escoriaciones en diversas partes del cuerpo.

Por tal motivo, el padrastro y la mamá comparecieron ante el Ministerio Público en calidad de testigos de identidad y para solicitar el cuerpo.

Ambos manifestaron que el bebé había tenido diversas caídas y que la última ocasión ocurrió cuando el hombre lo bañaba, sin que le hubieran dado la atención médica inmediata.

Horas después del baño, el pequeño presentaba problemas para mantenerse en pie y tenía el semblante pálido, dijo el padrastro, motivo por el cual lo llevó al hospital, donde le informaron que había llegado sin signos vitales.

La madre negó en todo momento que el niño fuera golpeado, además de que desconocía que tuviera alguna lesión, a pesar de que ya había sido certificado por el médico legista.

El Ministerio Público recurrió a la comparecencia de dos de los hermanos del pequeño, asistidos por un abogado victimal.

Los niños declararon que tanto el padrastro como la mamá golpeaban al pequeño con la hebilla de un cinturón y con el puño cerrado en diversas partes del cuerpo.

De igual forma, los menores indicaron que ellos también eran maltratados; por tal motivo, fueron puestos a disposición de la Agencia 59 de la Fiscalía para la Atención de Niñas, Niños y Adolescentes.

La procuraduría capitalina explicó en un comunicado que una vez recabados los dictámenes periciales, la necropsia y las declaraciones, la representación social solicitó a la Policía de Investigación que presentara a los padres de los menores en calidad de probables responsables del delito de homicidio doloso cometido en agravio del menor de un año ocho meses.

La Fiscalía aseveró que según el protocolo de necropsia, el bebé falleció por traumatismo craneoencefálico y abdominal, mismos que juntos o separados se clasifican como mortales, con datos compatibles al síndrome de niño maltratado.

Esta conclusión permitió que peritos en materia de medicina forense y criminalística establecieran la mecánica de lesiones y hechos, respectivamente, quienes corroboraron la intervención de los dos presuntos responsables en el homicidio doloso del menor.