Invasión de piratas a corredor vial deja pérdidas por 1.5 mdp

Los concesionarios denunciaron que eso se debe a que las unidades piratas transportan al 40 por ciento de los usuarios de ese corredor vial.

Ciudad de México

La invasión que tiene el Corredor Vial de Transporte Periférico Oriente (Amopsa), por 50 microbuses piratas, genera pérdidas que oscilan los 1.5 millones de pesos mensuales.

Salvador Arteaga, representante de los concesionarios, dijo que además de que pone en riesgo a los usuarios, pues las unidades tienen más de 25 años de servicio, hay una situación que ya amenaza con la quiebra de un proyecto que fue considerado como sustentable por el Gobierno del Distrito Federal.

"Lo más grave de todo esto es que un grupo de concesionarios que apostaron al cambio, al plan de gobierno, a la modernidad, a la sustentabilidad, y que invirtieron su capital, estamos totalmente en un estado de indefensión porque ya la empresa comienza a presentarse en una quiebra inminente. Estamos en suspensión de pago de proveedores, incluso, el pago de unidades", comentó el concesionario de Amopsa.

"Son microbuses chatarra que ponen en riesgo la seguridad del usuario, que ni siquiera cuentan con una concesión, ni seguro, ni nada, son ilegales, pero protegidos por alguien, porque desde la dirección general de Transporte de la Secretaría de Transportes y Vialidad no hacen nada", dijo.

En los recorridos se ofrece un servicio estimado a 80 mil usuarios, "y nos están quitando el 40 por ciento del pasaje, lo que representa pérdidas de hasta un millón 500 mil pesos mensuales para AMOPSA".

Los transportistas enviaron al menos 50 oficios de queja con las autoridades capitalinas, no obstante, no han atendido la problemática.

"Hace tres meses nos entrevistamos con Meyer Klip, presidente del Instituto de Verificación Administrativa, y se comprometió a realizar un operativo, que hasta la fecha no se ha llevado a cabo, nosotros le hicimos saber que percibimos corrupción. Sobre Periférico y Ermita y ahí constantemente hay gente del Invea llevándose carros por una llanta lisa, y ven este tipo de vehículos y no hacen nada", agregó el transportista.

Mencionó que hace 30 días se reunieron con Octavio Soberanes, particular de Héctor Serrano, secretario de Gobierno capitalino, para explicarles que están en números rojos.

"Se comprometió a llevar a cabo un operativo, pero después nos dijo que no lo puede realizar porque no tienen espacio en los corralones, entonces que sigan como delincuentes, como golpeadores y sus amenazas, total, dicen que en donde sí hay espacio es en los panteones", aseveró.

Los representantes de Amopsa informaron que han hablado con Rufino H. León, titular de Setravi, quien los canalizó con Verónica Pinto, directora de Transporte, pero la funcionaria les dijo que todo fuera por escrito.

Después intentaron contactarla, pero ahora ya no los recibe, o les dicen que está fuera de su oficina "arreglando cosas personales del Secretario".

Inclusive ya se han reunido con la diputada Claudia Cortés, presidenta de la Comisión de Movilidad, Transporte y Vialidad de la ALDF, "sólo nos escucha pero no nos proporciona ninguna ayuda específica. Les hemos dicho a la autoridad si es necesaria una muerte para que nos hagan caso", subrayó Arteaga.

"La autoridad, la verdad no hace nada. Por tal motivo si es necesario salir a las calles lo vamos a hacer, vamos a cerrar avenidas, porque además de todo esto no es un mal único de AMOPSA, en ese mismo sentido están otras empresas donde el gobierno no ha cumplido lo que les promete, pero el caso de AMOPSA es más grave porque ya hay actos delictivos", sentenció el representante de los transportistas".