La Marina cambia estrategia de búsqueda en el Rebsamen

El capitán de corbeta Sergio Suazo negó categóricamente que se vaya a utilizar maquinaria pesada hasta que no haya certeza de que se rescató a todas las personas.

Ciudad de México

Hasta el momento, el boquete que se abrió ayer por la noche entre los escombros del Colegio Enrique Rebsamen no ha generado resultados positivos, aseguró el capitán de corbeta Sergio Suazo Pérez, en representación de la Marina.

"Se ubicó otra área donde pudiera encontrarse personal confinado", agregó. De este modo, el equipo de trabajo se trasladó hacia el lado derecho, porque hay indicios de que la persona que buscan se encuentra en ese costado.

TE RECOMENDAMOS: Cien horas después, terminan tareas de rescate en Lindavista

El boquete en el que se trabajaba, con una profundidad de cuatro metros, les permitió a los rescatistas llegar hasta el techo de lo que era la planta baja.

Se continuará el trabajo de búsqueda y rescate —afirmó Suazo— y por el momento no se realizará la demolición del edificio apuntalado: "No se utilizará maquinaria pesada para remover escombros hasta que se tenga la plena certeza de rescatar personas con o sin vida", dijo.

Recordó que en el lugar se encuentran trabajando 600 elementos. En días pasados, 11 menores de edad fueron rescatados con vida y se recuperaron los cuerpos de 19 niños y seis adultos.


ASS