Injusta, ley para prohibir animales en circos: diputado

El perredista Rubén Escamilla aseguró que la ley es arbitraria porque los empresarios han aprobado las verificaciones de Profepa.
 Acto con animales presentado por el Circo Atayde Hermanos.
Acto con animales presentado por el Circo Atayde Hermanos. (Especial)

Ciudad de México

El diputado local del PRD Rubén Escamilla, consideró injusta y arbitraria la ley para prohibir animales en circos, pues los empresarios circenses han cumplido con verificaciones ante instancias gubernamentales como Semarnat y Profepa.

Además, señaló que los 50 diferentes circos que hay en la Ciudad de México cumplen con la normatividad vigente para su operación con todas las dependencias gubernamentales.

"Por lo que la reciente prohibición en el uso de animales en estos espectáculos, aprobada por la Asamblea Legislativa, es por demás injusta y arbitraria", expuso.

El legislador integrante de la bancada del PRD dijo que existen 130 circos con animales registrados ante la Dirección General de Vida Silvestre de la Semarnat que se encuentran activos.

Manifestó que en las técnicas antiguas usaban los golpes y los castigos como métodos de educación en animales, pero han cambiado al condicionamiento positivo y al uso de la voz una vez que el educador ha establecido una relación de confianza y respeto con el ejemplar.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) tiene programas de verificación constante a circos.

El primero inició en 2010 y realizó aproximadamente 40 visitas. El siguiente programa inició en abril del 2013, en los que se han revisado hasta este momento 45 circos y encontrando irregularidades de supuesto maltrato solo en 3 de ellos.

"Lo anterior habla de un muy alto nivel de cumplimiento de los circos tanto en materia documental como de operación ya que dichas visitas cubren ampliamente aspectos de tenencia de registro ante Dirección General de Vida Silvestre (DGVS), de la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), así́ como la legal procedencia de los ejemplares, portación y coincidencia de los marcajes registrados, cumplimiento cabal del plan de manejo aprobado así como trato digno y respetuoso hacia los ejemplares", afirmó Escamilla.

Comentó que en el Distrito Federal al año se presentan aproximadamente 50 diferentes circos, que a la semana brindan 12 funciones, con audiencias que van desde las 150 personas en los pequeños, hasta los circos grandes donde en general el promedio son 500 asistentes.

"Lo que se debe hacer es regular y no prohibir actividades con animales en circos, a su vez, hay que generar reglamentos y mesas de trabajo, que promuevan una legislación no solo efectiva sino democrática que tome en cuenta a las minorías serias", dijo.

El lunes en la ALDF se aprobó la ley para prohibir utilizar animales en circos, con multas de más de 700 mil pesos.

En dicha norma dan hasta un año, después de su entrada en vigor, para que los circos hagan los cambios.