Pide diputado analizar afectaciones económicas a circos

El secretario de la Comisión de Preservación del Medio Ambiente en la ALDF, Rubén Escamilla, señaló que no hay claridad en quién se encargará de los animales una vez retenidos por la autoridad.
Los cirqueros entregarán firmas de ciudadanos que están a favor del uso de animales
El diputado señaló que sus compañeros asambleístas no analizaron a fondo el impacto que la medida tendría sobre los derechos de las personas, en este caso los empresarios y trabajadores de carpas. (Gabriel Ortega)

Ciudad de México

El diputado local del PRD y secretario de la Comisión de Preservación del Medio Ambiente de la Asamblea Legislativa, Rubén Escamilla, pidió al Gobierno capitalino revisar las afectaciones a las fuentes laborales al prohibir la utilización de animales en circos.

“Se conoce que históricamente son principal atractivo para niños, jóvenes y adultos y se ha demostrado el correcto trato hacia los especímenes, ello con aval de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa)”, indicó el legislador local.

También insistió que el Gobierno del Distrito Federal (GDF) debe regresar con observaciones a la Asamblea Legislativa las modificaciones a la Ley de la Celebración de Espectáculos Públicos que prohíbe el uso de especies en circos.

Lo anterior, apoyado en que la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal  (CDHDF) concluyó que los legisladores no analizaron a fondo el impacto que la medida tendría sobre los derechos de las personas, en este caso los empresarios y trabajadores de carpas, así como de personas que gustan de acudir a estos espectáculos.

“La falta de una consulta adecuada a las personas que serán afectadas por la medida impuesta provoca afectaciones en su derecho de participación y probablemente en algunos otros derechos”, se lee en un análisis hecho por la comisión.

Escamilla manifestó que México ha contraído compromisos concretos en materia de derechos humanos, a través de la firma de diversos instrumentos internacionales. Entre éstos el compromiso que surge a partir de la Conferencia Mundial de Derechos Humanos celebrada en Viena en 1993.

Enfatizó que los estados se comprometieron a cumplir la Declaración y el programa de Acción de Viena y así buscar mecanismos y herramientas para mejorar la situación y el cumplimiento de los derechos humanos al interior de los estados.

“Uno de los aspectos que deberían considerar los dictámenes analizados por la ALDF es el probable impacto que las medidas puedan tener al derecho a la propiedad privada en vista de que los animales de circo son propiedad de los empresarios, por lo que ningún otro ente puede interferir en su adjudicación”, expuso.

Añadió que las observaciones de la CDHDF destacan que en ningún párrafo la ley, impulsada por el Partido Verde Ecologista de México, menciona sobre los costos económicos que implicarían para el gobierno la retención y traslado de los animales, así como las estrategias, planes y acciones a seguir para su atención inmediata y canalización a instituciones capaces de brindarles atención adecuada.

“Queda poco claro quién se encargaría de las especies en caso de que se intentara retenerlas por parte de la autoridad local”, señaló el diputado local del PRD.