Montan circos su "numerito" en el Zócalo

Presentarán un amparo colectivo este viernes contra la prohibición de utilizar animales en sus espectáculos, aprobada por la ALDF y promulgada por el Gobierno del Distrito Federal.

Ciudad de México

Los dueños y representantes de circos presentarán el próximo viernes un amparo contra las modificaciones aprobadas y publicadas en la Gaceta Oficial en la Ley de Espectáculos Públicos, con la prohibición de utilizar animales en espectáculos circenses.

El abogado de la Unión Nacional de Empresarios y Artistas de Circos, Luis Torres, dijo que el amparo será colectivo.

En la explanada del Zócalo capitalino fue colocada una pista en la que más de 50 artistas de diferentes circos como Atayde, Hermanos Fuentes Gasta, Cadeño, Garabatos Barley, Medel y Medina, presentaron un espectáculo para pedir que el circo se siga presentando con animales.

Hasta la plancha llevaron caballos y perros.

Durante el espectáculo se gritaron consignas contra Jesús Sesma, diputado local del partido Verde Ecologista, quien impulsó las modificaciones a la ley.

En el lugar, el diputado perredista Rubén Escamilla, secretario de la Comisión de Preservación del Medio Ambiente en la Asamblea Legislativa, lamentó la decisión del Gobierno del Distrito Federal de prohibir el uso de animales en circos, con la publicación en la Gaceta Oficial del Distrito Federal del pasdo 15 de julio.

Ahí se publican las adiciones a diversas disposiciones de la Ley para la Celebración de Espectáculos Públicos, en cuyo punto 11 Bis del artículo 12, ordena a la carpas abstenerse de presentar espectáculos circenses con animales.

En entrevista, el legislador, integrante de la bancada del PRD, ofreció su respaldo al gremio circense para  presentar una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación que dé marcha atrás a las modificaciones a las leyes arriba mencionadas.

Escamilla Salinas hizo un extrañamiento porque dichas leyes, impulsadas por el Partido Verde Ecologista de México, prohíben a los circos los espectáculos con especies bajo el argumento de maltrato animal, pero dicha ley nunca tocó a la charrería, las peleas de gallos y de toros, estas dos últimas en donde el atractivo principal es el sacrificio de los animales.