Tren que chocó en Oceanía tenía fallas: operador

Fernando Israel Rosales no fue informado de las condiciones de línea para circular, tampoco atendieron su reiterada petición de corte de corriente y el frenado de urgencia no funcionó.
El jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, dijo que se busca que el Metro no vuelva al nivel de obsolescencia de muchos de sus sistemas, como lo encontró al inicio de su gestión.
El jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, dijo que se busca que el Metro no vuelva al nivel de obsolescencia de muchos de sus sistemas, como lo encontró al inicio de su gestión. (Cuartoscuro-Archivo)

Ciudad de México

Fernando Israel Rosales Martínez, operador del tren que chocó detrás de otro que se encontraba en la estación Oceanía del Metro, el pasado 4 de mayo, se encontró con lluvia intensa y granizo al salir de la estación Terminal Área de la Línea 5, sin conocer las "condiciones de línea para circular" de parte del "regulador de turno", porque no obtuvo respuesta.

Avanzó con "pilotaje automático" y para tratar de tener visibilidad accionó el limpiaparabrisas, pero éste no funcionaba. Dejó que el tren subiera hasta la loma y en seguida de la pendiente se encontró con "una cascada de lluvia, debido a que el tramo techado está roto".

En su declaración ante el Comité de Incidentes Relevantes, documento obtenido por la producción de Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula, el operador del tren 05 refirió que la lluvia caía sobre la barra guía D y la pista de rodamiento D.

Entonces, pese a encontrar la señal 24 en verde, en apego a los lineamientos para la conducción con lluvia intentó bloquear el tren con "frenado de urgencia", para degradar el modo de conducción a "manual limitada". Esto no se logró, "porque el tren con el peso y la caída de agua abundante, acompañada del granizo, es como se comienza a patinar".

Al salir el convoy del tramo techado, Rosales Martínez siguió sin visibilidad debido a la lluvia, por lo que intentó detener el tren con "frenado de urgencia nuevamente, el cual no se logra.

"Al encontrarme con la señal de entrada al alto espaciamiento, intento detener el tren mediante el movimiento de la llave conmutador C de pilotaje automático a conducción manual, para lograr una vez más el bloqueo y evitar el franqueamiento.

"Asimismo solicito el corte de corriente por medio de radioteléfono al Regulador del Puesto Central de Control, al percatarme que el tren 04 no había abandonado en su totalidad la estación Oceanía.

"Por segunda, tercera y cuarta ocasión solicito el corte de corriente, no obteniendo respuesta, y a su vez continúo moviendo el conmutador C para insistir en detener el tren, el cual no se logra".

Al percatarse de que estaba cerca del impacto, Fernando Israel Rosales Martínez decidió lanzarse hacia el andén para salvaguardar su vida; rodó y escuchó el fuerte impacto de los trenes.

Se incorporó y "voy hacia el punto normal de paro de vía 2, me comunico con el regulador por medio del teléfono de disco a la extensión 5305, informando a quien me contestó que acababa de suscitarse un alcance.

"Al no recibir una indicación, cuelgo el teléfono y procedo a auxiliar a los usuarios", relató el operador del tren 05, luego del accidente ocurrido en la estación Oceanía del Metro, el pasado 4 de mayo, aproximadamente a las 18:10 horas.