Quitar chicles de Plaza de la República cuesta un millón de pesos anual

La limpieza se realiza cuatro veces al año, requiere maquinaria y trabajadores especializados. Quitar un chicle cuesta unos 75 centavos y se retiran más de un millón 300 mil anualmente.
Trabajadores del GDF realizan labores de limpieza en la Plaza de la República.
Trabajadores del GDF realizan labores de limpieza en la Plaza de la República. (Liliana Cavazos)

Ciudad de México

Los chicles pagados en Plaza de la República se han convertido en una pérdida de recursos para el Gobierno capitalino, pues en tan sólo un año invirtió cerca de un millones de pesos en retirar más de un millón 326 mil chicles.

A través de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda se realizan cuatro limpiezas por año, para retirar chicles de la explanada.

Los trabajos para quitar los chicles pegados generan un gasto aproximado de 75 centavos por cada goma de mascar.

Para evitar el gasto excesivo, la Seduvi hizo un llamado a los ciudadanos para que eviten tirar los chicles. "A fin de mantener en las mejores condiciones la explanada de la Plaza de la República y el Monumento a la Revolución, cuatro veces al año se hace retiro de los chicles que la gente tira", informó la Autoridad del Espacio Público (AEP).

"El mantenimiento de la plaza, que consiste en levantar la goma de mascar que los visitantes arrojan al suelo, implica que una cuadrilla de trabajadores especializados requieran de maquinaria específica para poder dejar el suelo impecable".

El retiro de los chicles se realiza con una máquina a la que han denominado Terminator, modelo "M", que opera a través del vapor de agua y que debe pasar por cada uno de los chicles que retira, es una combinación con detergente líquido removedor de chicles que se aplica por medio de una pistola de presión de agua.

Una vez aplicado el detergente y el vapor, los trabajadores deben cepillar con una brocha de acero para retirar completamente las gomas de mascar, además de la limpieza y desinfección que debe hacerse de todo el espacio.

La limpieza se lleva a cabo en los 27 mil 700 metros cuadrados que abarca la Plaza de la República y, según cálculos de la AEP, en cada metro cuadrado los trabajadores deben retirar al menos 12 chicles.

"A fin de conservar la belleza y el atractivo turístico de este sitio, que se ubica en el corazón del centro de la Ciudad de México, la Autoridad del Espacio Público invierte aproximadamente 75 centavos en el retiro de cada goma de mascar", expuso.

"Más allá de que tirar chicles o basura está sancionado por la Ley de Cultura Cívica del Distrito Federal, en la fracción V del artículo 26, debemos concientizarnos del gasto que representa para la ciudad y del riesgo para las coladeras, ya que los chicles se suman a las muchas toneladas que a diario van a parar a ellas".

Eduardo Aguilar Valdez, titular de AEP, señaló que hay preocupación por conservar los espacios públicos de la Ciudad de México limpios y rehabilitados para el disfrute de sus habitantes y turistas, por lo que hizo un llamado a depositar la basura en los contenedores correspondientes.