A salvo, casas y vecinos de Santa Fe por deslave

Es estable el complejo de cinco torres, dice; la más cercana está a 40 metros de la barranca.

México

El delegado de Cuajimalpa, Miguel Ángel Salazar, afirmó que el estudio de mecánica de suelo del fraccionamiento Vista del Campo, en Santa Fe, señala que "las condiciones generales de estabilidad de los taludes es favorable", por lo que no están en riesgo los más de mil millones de pesos que pagaron los inquilinos por los departamentos.

El complejo habitacional de lujo, que fue construido entre 2006 y 2012, cuenta con 75 departamentos distribuidos en cinco torres, cada uno con un costo aproximado de 14 millones de pesos.

A pesar de los resultados, la delegación y los vecinos realizarán un nuevo dictamen de mecánica de suelo para descartar cualquier riesgo para los departamentos.

Salazar explicó que el estudio detalla los análisis de la acción de la fuerza de gravedad, la resistencia de materiales y la geometría de cada talud.

"Los análisis se efectuaron mediante cálculos manuales tradicionales, donde los mecanismos de fallas trasnacionales demuestran que los taludes en general son estables", explicó el delegado con base en el documento.

Descartó que existan cavernas o galerías en el terreno, dado que esa zona se caracterizó por la explotación de materiales granulares.

"De acuerdo con los recorridos de inspección y los resultados de los trabajos realizados, no se observaron indicios de este tipo de explotación", agregó.

De igual manera, aseguró que no hay riesgo para los edificios porque están alejados de la zona de derrumbe por lo menos 40 metros en el caso del más cercano.

Será la próxima semana cuando esperan tener listo el dictamen sobre el estado que guarda el cerro.

"No hay ninguna presunción para determinar que se encuentren en situación de riesgo. No obstante, tenemos que esperar el resultado de los estudios", precisó.

A principios de semana se desgajó parte del cerro sobre el que el complejo habitacional fue construido, poniendo en peligro la vivienda donde habitan cuatro personas, las cuales ya fueron desalojadas; en ese predio no se cuenta con ningún tipo de dictamen de seguridad ni permiso de construcción.

Respecto a la antena de telecomunicaciones de American Tower, que ya fue retirada, el delegado afirmó que tiene un permiso "irregular", ya que reporta datos diferentes a los reales sobre el tamaño y peso; desde 2000 no se renovaron los vistos buenos de seguridad y operación, que deben realizarse cada tres años.

Además, comentó que en el predio donde ocurrió el desgamiento hay otra antena más pequeña, de la cual no se tiene ningún tipo de documentación y se desconoce al propietario.

Según información en internet, los departamentos tienen tres recámaras, 3.5 baños, cuatro cajones de estacionamiento y cuentan con 387 metros cuadrados habitables, más 25 de terraza privada.

La sala-comedor es de aproximadamente 50 metros cuadrados, tienen sala de televisión, biblioteca y acabados de lujo; las áreas comunes son alberca, gimnasio y salón de fiestas.