Orquestaba servicios 'on line' y lo capturan

El acusado creó una web de encuentros sexuales y explotaba a varias mujeres
Juana Bautista, fiscal de Trata de Personas de la procuraduría local.
Juana Bautista, fiscal de Trata de Personas de la procuraduría local. (Especial)

Ciudad de México

Las fotografías daban rienda suelta a la imaginación de hombres que buscaban servicios sexuales por internet. Con frases sugestivas y promesas de placer, las mujeres incitaban a contactarlas por telefonía celular.

Alfonso Eduardo creó así su negocio, pero lo hizo a través de la explotación sexual de mujeres mayores de edad, a las que les tomaba imágenes en lencería o desnudas. Hoy está preso acusado del delito de trata de personas, a través del ejercicio de la prostitución ajena.

La información en sitios web especializados en la promoción de scorts o chicas que contactan a sus clientes por teléfono era clara.

"Te daré unos ricos masajes relevantes, besos, caricias y el mejor sexo. Me encanta cumplir fantasías, conmigo lo tienes todo", decía el eslogan.

Así operó por varios meses, hasta que las autoridades judiciales comenzaron a investigar tras la denuncia de una mujer que, inconforme, se presentó ante la Fiscalía de Trata de Personas.

Hace algunas semanas, la víctima le advirtió a Alfonso Eduardo que ya no estaba de acuerdo en la forma de trabajar y el porcentaje de las ganancias económicas, por lo que ya no quería brindar servicios sexuales.

Sin embargo, el hombre se negó a prescindir de sus servicios y por consiguiente mantuvo en la página las fotografías, a pesar de que la mujer le exigió que bajara de la web sus datos personales.

El 5 de octubre pasado, elementos de la Policía de Investigación dieron cumplimiento a una orden de cateo en la vivienda de Andrés, ubicada en la calzada Ahuizotla, colonia Santiago Ahuizotla, delegación Azcapotzalco.

En ese inmueble también habitaba la víctima y otras dos jóvenes que brindaban el servicio de prostitución. Cuando las autoridades judiciales llegaron, las mujeres fueron rescatadas para recibir atención psicológica.

La fiscal de Trata de Personas de la Procuraduría General de Justicia capitalina, Juana Camila Bautista Rebollar, explicó que entre las víctimas estaba una jovencita de la Costa Chica de Guerrero, de la comunidad tlapaneca.

"Se logró detener en flagrancia a un hombre acusado del delito de explotación sexual y rescatar a dos víctimas. El imputado tomaba fotografías de las agraviadas en ropa interior y completamente desnudas, después las colocaba en una página de internet que ofrecía servicios sexuales", detalló.

Además, los cobros que hacían las mujeres por cada servicio tenían que depositarlos a una cuenta bancaria, o entregárselos en efectivo. Este hombre también tenía control de los teléfonos celulares que usaban para concertar las citas.

La fiscal fue enfática al señalar que mientras el detenido enfrentará un proceso penal bajo la medida cautelar de la prisión preventiva en el Reclusorio Varonil Oriente, la vivienda donde operaban será propuesta para la extinción de dominio.