Firma ALDF y Azcapotzalco convenio para erradicar el acoso sexual

La diputada perredista Polimnia Romana dijo que la iniciativa de la delegación es el primer paso para promover la campaña "Amor y Poder a las Mujeres".
Acoso sexual
El convenio fue suscrito por el delegado de Azcapotzalco, Sergio Palacios.

Ciudad de México

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal firmó un convenio con la delegación Azcapotzalco para erradicar el acoso sexual por parte de funcionarios públicos.

La diputada perredista Polimnia Romana señaló que la demarcación será un espacio libre de acoso sexual, que será rebasado por esta campaña para que las mujeres denuncien.

Después de que la semana pasada, la encargada del Comité de Asuntos Interinstitucionales de la Asamblea presentó la iniciativa llamada "Ley antimachos" para castigar a los funcionarios públicos del DF acusados de acoso sexual, este martes se firmó el primer convenio.

Azcapotzalco será la primera demarcación en promover la campaña "Amor y Poder a las Mujeres" para concientizar a los funcionarios y pedir a las mujeres víctimas que denuncien.

Agregó que en la izquierda que gobierna la capital, están conscientes que el acoso sexual contra las mujeres, violaciones y feminicidio tienen su origen en "el odio y miedo al empoderamiento de la mujer".

Por ello la iniciativa contempla sanciones más fuertes contra funcionarios y dirigentes que acosen sexualmente, como es anular cualquier tipo de aspiración a puestos de elección popular y que al concluir su periodo, si así fuera el caso, sean castigados.

Con la presencia del jefe delegacional, Sergio Palacios, y otros funcionarios, Romana señaló: "Es dura la iniciativa, pero creo que es lo mínimo que podemos hacer, pues todas las mujeres que alguna vez trabajamos en una oficina pública sabemos que hay acoso y nos callan, nos amenazan y peor si queremos denunciar. Por eso hoy Azcapotzalco tiene la oportunidad de decir: Aquí No"

Reiteró que "el cuerpo de la mujer en la Ciudad de México no tiene dueño, ni patrón, no es juguete sexual ni accesorio opcional de funcionarios o servidores públicos y menos está sujeto al capricho de quien ostenta poder en el ámbito público o privado".