Van mil 99 nuevos policías a las calles de la CdMx

En la graduación de los cadetes, al egresar del Instituto de Formación Policial, se rindió un homenaje a cuatro elementos caídos este año en el cumplimiento de su deber.

Ciudad de México

Una persona armada salió corriendo de entre la multitud e hizo disparos al aire; en respuesta, tres policías lo sometieron y nadie resultó herido. Con esta demostración táctica, mil 99 cadetes se graduaron como policías de la Ciudad de México.

En la explanada del Instituto de Formación Policial, los nuevos elementos hicieron gala de sus conocimientos para incorporarse a las labores de seguridad en las calles de la capital en los próximos meses.

Con un homenaje a cuatro elementos caídos en el transcurso del año durante el cumplimiento de su deber, inició la graduación de los policías, casi como un mensaje de la responsabilidad que adquieren.

“Los principales retos serán servir a la ciudadanía, cuidar, proteger los bienes y artículos de las personas”, explicó la cadete Nayelli Pedrero.

En el evento se reconoció a quienes obtuvieron mejores promedios, así como a policías destacados en concursos nacionales.

Y cuando que llegó el turno de hablar al secretario de Seguridad Pública, Hiram Almeida, se dejó en la plaza el mensaje claro de que el objetivo es bajar lo más cercano a cero el índice delictivo de la capital del país.

“No olviden los valores que aprendieron en las aulas, no olviden las técnicas, no olviden los conocimientos que obtuvieron en este instituto, porque eso será parte de sus altas capacidades en las calles, en su trabajo, en los actos heroicos y resultados que se rindan a la ciudadanía”, dijo.

El momento cumbre de la tarde fue cuando los nuevos policías demostraron precisamente las habilidades aprendidas en la academia. Con armas, patrullas y hasta ambulancia, realizaron ejercicios para enfrentar al crimen como control de multitudes, técnicas de desarme y enfrentamiento con personas violentas.

“Mi mayor reto y mi principal objetivo es crecer como persona, así como profesionalmente, ya que tengo un motivo muy importante que es ella, mi hija Melany”, explicó el cadete Jesús Nieves.

En los próximos meses, los policías permanecerán a la espera de que sean asignados a su primera misión en las calles de la ciudad.

“Acabo de adquirir un compromiso muy grande al saber que soy policía, sé que no es fácil pero poco a poco”, dijo Nieves.