Padres bloquean calle en la Del Valle por caso de bullying

Padres de familia cerraron la calle Amores para pedir que un menor señalado como agresor fuera expulsado de una primaria; el niño, de 10 años, fue cambiado de escuela.

Ciudad de México

Un niño de 10 años fue dado de baja de su primaria, en la colonia Del Valle, y transferido a otra escuela por autoridades de la SEP, luego de ser señalado por la directora del primer plantel y padres de familia como un menor agresivo que ejercía bullying contra sus compañeros.

Desde las 8:00 horas la directora de la escuela José María Mata, Blanca Díaz, y 100 padres de familia cerraron la calle de Amores, entre Obrero Mundial y Morena, para pedir que el menor fuera canalizado a otra institución donde pudieran darle tratamiento para su agresividad.

A las 10:30 horas el supervisor de zona llamó a la directora para indicarle que el menor fue dado de baja y pedirle que el plantel educativo retomara sus actividades.

Blanca Díaz indicó que no solo los 23 compañeros de salón del niño fueron agredidos, sino también alumnos de otros grupos e, incluso, el personal docente. Aseguró que habían presentado las denuncias correspondientes frente a distintas autoridades, y antes no habían obtenido respuesta.

La más grave es una denuncia por intento de ahorcamiento que fue presentada por los padres de un compañero del niño ante la Fiscalía del Menor.

La madre del menor llegó a la escuela, donde fue agredida verbalmente por otros padres de familia, al menos 25 de ellos señalaron directamente al menor como responsable de acciones de bullying.

Una patrulla de la SSPDF llegó frente a la escuela primaria para resguardar la integridad de la madre y el menor, pero por espacio de 40 minutos los padres de familia impidieron el avance del vehículo.

La patrulla pidió refuerzos, la mujer y su hijo fueron escoltados a pie hasta Viaducto, subieron un puente peatonal y se marcharon. Granaderos custodiaron el paso del puente peatonal para impedir que los padres de familia los siguieran.

La madre del menor dijo a Milenio que su hijo ha estado en tratamiento por su conducta agresiva y está rehabilitado.