En dos años, la basura será energía para Metro

Además reducirá la emisión de dióxido de carbono y se ahorrarán 100 mdp al año: Mancera.

Ciudad de México

En dos años, el Gobierno de Ciudad de México convertirá 4 mil 500 toneladas de basura en energía para las 13 líneas del Sistema de Transporte Colectivo Metro, anunció el mandatario capitalino, Miguel Ángel Mancera.

Al hacer la presentación de la planta de Termovalorización, Mancera anunció que generará 965 mil megawatts por hora, lo que equivale al suministro de energía de más de 120 mil viviendas, pero que será ocupada para las 13 líneas del Metro.

Esa acción permitirá ahorros por unos 100 millones de pesos anuales, que ahora serán empleados en refacciones para los trenes.

La planta llamada El Sarape estará ubicada en terrenos federales del Bordo Poniente, donde antes se tenía el centro de disposición final de residuos más grande del mundo, pues se entregaban 12 mil 500 toneladas de desechos diariamente.

Ayer se realizó el anuncio oficial de la construcción de la Planta de Termovalorización que costará 11 mil millones de pesos, recursos aportados por la iniciativa privada y que serán pagados por el Gobierno de Ciudad de México a 30 años.

"Lo que hoy estamos anunciando es, me parece, el cambio más importante de toda la administración en materia de gestión de residuos sólidos; es un antes y un después.

"Si nos preguntaran cuál es el legado de este gobierno pudiéramos hablar de varias acciones que se han tomado en materia de seguridad vial, de varias acciones que se han tomado en infraestructura, de muchas otras que van a quedar en curso todavía y que hemos dejado para que en los subsecuentes años se puedan complementar, pero esta es fundamental, porque estamos hablando de la subsistencia del planeta, un cambio total de gestión de 13 mil toneladas de basura de Ciudad de México compactadoras", detalló Mancera.

Dicha planta de Termovalorización será construida por la empresa Veolia que tiene plantas en 140 ciudades de otro países, como en Londres (Inglaterra), París (Francia), Chicago (Estados Unidos), Shangái (China) y Sao Paulo (Brasil).

Además, dijo, permitirá una reducción de 700 mil toneladas de dióxido de carbono.

La planta de termovalorización El Sarape es un espacio cerrado para evitar la emisión de olores hacia el exterior y con capacidad para recibir 20 camiones con cajas de transferencia.

Los residuos depositados serán transportados de forma automática mediante grúas hasta la tolva conectada con un horno de parrilla, donde se producirá su combustión de manera controlada a más de mil grados centígrados.

Como resultado, se generará vapor que alimentará la turbina para la generación de electricidad. El ciclo concluye en los condensadores, donde el vapor de agua se enfría, utilizando aire para el intercambio de calor.

Con esta tecnología se dejarán de emitir 700 mil toneladas de dióxido de carbono, con lo que se contribuirá a la reducción de emisiones de gases efecto invernadero.

Al respecto, el titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Rafael Pacchiano, invitó a presidentes municipales y gobernadores a aprender de la que calificó como "una gran lección que el Gobierno de Ciudad de México les está dando; una infraestructura que aporta al medio ambiente y al cuidado de la salud de la población".

El funcionario felicitó al mandatario capitalino y reiteró que cuentan con el respaldo del gobierno federal para realizar este proyecto.

"El Gobierno de Ciudad de México rompió el mito de que los proyectos que eran caros, poco accesibles; hoy están demostrando que sí se puede; que no se necesita hacer una inversión por parte del gobierno, porque el sector privado está interesado en hacerlo y hoy las condiciones están", aseveró.

Al asistir a la presentación del proyecto de la planta de Termovalorización de Ciudad de México, destacó que los tiraderos a cielo abierto representan un grave problema ambiental y de salud.

Por ello, hizo un exhorto a los estados y municipios a seguir el ejemplo del gobierno de la capital del país y a adoptar tecnologías que han demostrado su rentabilidad y son operadas con éxito en muchas ciudades del mundo.

"México genera en promedio unas 117 mil toneladas de basura al día, lo que representa aproximadamente un kilo de basura por habitante. De ella, 70 por ciento se va a ríos, bosques y barrancas", afirmó, secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

También estuvieron presentes Leonel Luna, presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa; Jaime Slomianski, titular de la Agencia de Gestión Urbana y encargado de la construcción de la planta, y Jorge Gaviño, titular del Metro.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]