Más de 800 autobuses tienen videocámaras en la CdMx

Con esos dispositivos se garantiza la seguridad de usuarios y el respeto a las normas viales por parte del conductor, destacó el presidente de la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad.
La seguridad en el transporte público de la Ciudad de México se ha reforzado, ya que más de 800 autobuses tiene ya cámaras de video.
La seguridad en el transporte público de la Ciudad de México se ha reforzado, ya que más de 800 autobuses tiene ya cámaras de video. (Tomada de internet amtm.org.mx)

Ciudad de México

Más de 800 autobuses que circulan en corredores de la Ciudad de México cuentan con un disco extraíble que concentra la información de tres videocámaras, las cuales registran lo que ocurre dentro y fuera de cada unidad, para garantizar la seguridad de usuarios y que el conductor respete normas viales.

Además tienen un sistema de radio y de posicionamiento global (GPS); el primero está enlazado a su central y al Centro de Mando de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, mientras que el segundo permite conocer en “tiempo real” el lugar por donde circula la unidad.

Tienen además una alcancía en la que se deposita el dinero de cada pasajero, la cual no puede ser manipulada por el chofer, lo que inhibe robo y asaltos.

Así resume Jesús Padilla Zenteno, presidente de la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad, el reforzamiento de la seguridad en el transporte público que se ha registrado en la capital del país durante la actual administración.

Sostuvo que la Ciudad de México registra los mayores avances en modernización de transporte público, en comparación con otras entidades del país.

Agregó que la transformación del transporte público en la capital durante los últimos tres años ha generado la disminución de los niveles de contaminación, pues las unidades ahora utilizan gas natural comprimido y diésel.

En ese periodo se han sustituido más 2 mil 500 microbuses viejos, lo que dio paso a la operación de más de 830 autobuses ecológicos.

Anualmente cada unidad que utiliza diésel genera 100 toneladas menos de contaminantes de efecto invernadero, mientras que las de gas natural, el promedio de reducción es de 270 toneladas.

Padilla Zenteno indicó que la transformación en la parte ecológica va de la mano con los proyectos de movilidad de la jefatura de Gobierno capitalino.