Buscan desvincular salario de las multas en la capital

A la fecha se han cuantificado 88 conductas en la Ley de Cultura Cívica del Distrito Federal sancionadas con ese régimen, pero aún faltan por verificar otras legislaciones locales.
El consejero jurídico del Distrito Federal, José Ramón Amieva, informó que el mes próximo se enviará a la ALDF una iniciativa para desvincular el salario mínimo de las sanciones y multas previstas en ordenamientos jurídicos de la capital del país.
El consejero jurídico del Distrito Federal, José Ramón Amieva, informó que el mes próximo se enviará a la ALDF una iniciativa para desvincular el salario mínimo de las sanciones y multas previstas en ordenamientos jurídicos de la capital del país. (@amievajoserra)

Ciudad de México

El Gobierno del Distrito Federal ya prepara una iniciativa de ley para desvincular el valor referencial de los salarios mínimos a las sanciones administrativas y multas en la Ciudad de México, informó José Ramón Amieva, titular de la Consejería Jurídica del DF.

el funcionario capitalino aseguró que el próximo mes será enviada a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal dicha propuesta, que, dijo, contempla un listado de todos los ordenamientos jurídicos que tienen una vinculación con el actual régimen de sanciones.

En entrevista, luego de acudir a la conmemoración del 11 aniversario del programa Conduce Sin Alcohol, Amieva aclaró que una vez que la Secretaría de Finanzas determine cuál será el nuevo valor de referencia, la consejería enviará su propuesta para que sea discutida.

"Es perfectamente viable, esperemos contar con la unidad de valor para la medición. Los jueces determinarán cual es la cuantificación respecto a esta bases y sus actualizaciones, haríamos una iniciativa ante la ALDF (...) Y estamos a la espera que después del 15 de septiembre se pudiera presentar", puntualizó.

Amieva detalló que a la fecha se han cuantificado 88 conductas en la Ley de Cultura Cívica del Distrito Federal, que están sancionadas por días de salario mínimo, sin embargo, aún faltan por verificar otras legislaciones locales.

Reforma Estructural

Para Patricia Mercado, titular de la Secretaría de Trabajo y Fomento al Empleo del GDF, la propuesta de incrementar el salario mínimo es la reforma estructural de la administración de Miguel Ángel Mancera.

Luego de acudir a la firma de convenio entre la Junta Local de Conciliación y Arbitraje del DF y la Policía capitalina, la funcionaria local argumentó que el gobierno federal tiene que considerar este planteamiento de gran importancia por el rezago y precarización que se tiene al respecto.

"Tenemos 30 años con una receta que no ha funcionado, hemos sacrificado a los trabajadores, no ha aumentado la productividad, no ha venido la inversión extranjera como se dijo, no hay crecimiento económico; entonces, por qué va a decir que no (el gobierno federal)", enfatizó.

Mercado puntualizó que la propuesta del jefe de Gobierno también contempla que las empresas que participen con la administración capitalina se ajusten a este monto de minisalario, el cual, previó que el gobierno federal aumente "tal vez no los 80 pesos" pero sí se dé un incremento.

La titular de la Secretaría de Trabajo y Fomento al Empleo precisó en los últimos años el aumento anual, impuesto por la Comisión Nacional de Salarios Mínimos de 1 a 2 pesos, no satisface las necesidades de los trabajadores ante la baja productividad y la disminución del crecimiento económico.

Por lo que Mercado consideró que es urgente que se lleve a cabo este debate para ofrecer una mejor calidad de vida de los trabajadores.

"El gobierno federal está convencido que haciendo reformas estructurales, o sea profundas, las cosas pueden cambiar.

"Esta reforma, que es puesta en la mesa desde una perspectiva de izquierda, me parece que tendría que considerarlo, pues es una reforma estructural", subrayó.

La funcionaria capitalina consideró urgente la desvinculación del salario mínimo con la inflación, a fin de que el debate en este tema se concentre en la productividad de los trabajadores y el monto que deberían percibir.

Calidad de vida

La senadora perredista Alejandra Barrales se sumó a la petición de aumento del salario mínimo, que apoya el presidente de la Comisión de Gobierno en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Manuel Granados, y que dio a conocer el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, para llegue a 80 pesos.

Barrales indicó que para la izquierda el tema de calidad de vida de la población, y en particular, de los trabajadores ha sido una preocupación a lo que ahora se suma el salario mínimo.

Refirió que hay una diferencia en la causa que toman como bandera los gobiernos panistas y priistas, con lo que busca el PRD.

Por ejemplo, indicó, en la administración federal de PAN no se tocó el tema del salario mínimo, aunque tuvieron la oportunidad de hacerlo, mientras que el PRI también se mantuvo al margen de esa discusión.

"Es un asunto de realidad, y hoy por hoy es obligado el atender el tema del salario mínimo, porque derivado de todas las reformas secundarias en materias energética, telecomunicaciones y educativa, va a disminuir el monto salarial de los trabajadores, por eso se debe entrar a la discusión", indicó.

Además, añadió que el tema de la productividad se debe generar y empresarios y trabajadores se deben sentar en los diferentes espacios a trabajar en esos temas.