Ex delegada y diputado buscan jefatura de Azcapotzalco

Laura Velázquez Alzúa y Antonio Padierna Luna registraron sus precandidaturas en el PRD-DF y aceptaron someterse a cualquier prueba de control de confianza.
La ex jefa delegacional Laura Velázquez Alzúa se registró como precandidata del PRD para buscar de nuevo esa titularidad en la delegación Azcapotzalco.
La ex jefa delegacional Laura Velázquez Alzúa se registró como precandidata del PRD para buscar de nuevo esa titularidad en la delegación Azcapotzalco. (Tomada de Facebook)

Ciudad de México

Al registrar sus precandidaturas a la jefatura delegacional de Azcapotzalco, la ex titular de esa demarcación Laura Velázquez Alzúa y el diputado local Antonio Padierna Luna, aceptaron someterse a cualquier prueba de control de confianza que aplique el Partido de la Revolución Democrática.

Ello, expusieron, a fin de garantizar a los capitalinos que son ciudadanos honestos ética y moralmente, pero sobre todo que su trabajo y trayectoria son el aval para ocupar el cargo.

“Me presentaré ante cualquier instancia privada o pública para que puedan evaluar mi trabajo, mi trayectoria y mi vida privada, porque al final somos gente pública y no debemos tener miedo a nada”, aseveró Velázquez Alzúa, quien fue jefa delegacional en Azcapotzalco de 2003 a 2006.

En ese sentido, destacó que tras los hechos de Iguala, Guerrero, hoy más que nunca la dirigencia del partido debe cuidar que no entre a esa fuerza política gente vinculada con la delincuencia organizada.

Consideró lamentable que “hasta ahora se tengan que tomar este tipo de medidas, reglas o candados para que no entre cualquier persona o candidato, como lamentablemente ocurrió en Iguala y seguramente ha sucedido en muchos estados de la República”.

Velázquez Alzúa, también ex secretaria de Desarrollo Económico del DF, calificó como adecuado que la dirigencia del PRD capitalino haya establecido controles de confianza para contar con candidatos honorables, aunque lamentó que se haga hasta ahora y que “al frente del partido siga un grupo burócrata al servicio del gobierno en turno”.

A su vez, Antonio Padierna, hermano de la senadora Dolores Padierna, sostuvo que “como no tengo nada que ocultar me puedo someter a cualquier prueba de confianza, a cualquier prueba relacionada al alcohol y drogas”.

El también presidente de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia en la Asamblea Legislativa, dijo tener la conciencia tranquila y su cuerpo completamente sano para someterme a cualquier prueba que sea necesaria, amén de que “no tengo ningún vínculo con nadie extraño ni cosas que pudieran surgir. Lo que está dicho en mi patrimonio está declarado”, aseguró.

Los aspirantes a presidir dicha jurisdicción señalaron que el mejor control de confianza que puede existir para garantizar la probidad de los candidatos es el trabajo público que han hecho por años, dándole la cara a la población, y no una prueba coyuntural.

Antonio Padierna también es vicepresidente de las comisiones de Abasto y Distribución de Alimentos, y Especial de Estudios Legislativos en la ALDF.