En asentamientos irregulares, casi 2.5 millones de personas: Seduvi

La secretaría indicó que éstos se ubican principalmente en las delegaciones Tlalpan, Tláhuac, Álvaro Obregón. Milpa Alta e Iztapalapa.
Archivo Milenio
(Archivo)

Ciudad de México

La Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda del Distrito Federal (Seduvi) informó que cerca de 2.5 millones de personas habitan en aproximadamente 900 asentamientos irregulares de la capital del país.

El titular de la dependencia local, Simón Neumann Ladenzon, destacó que ante esa situación es necesario fomentar la participación ciudadana en los proyectos del gobierno capitalino mediante un diálogo abierto.

Lo anterior con el objetivo de mejorar la calidad de vida de la población, especialmente de la de menos recursos, así como frenar el avance de la mancha urbana y encontrar mecanismos para la reubicación o regularización de la población asentada en zonas de riesgo.

Detalló que estos asentamientos se ubican principalmente en las delegaciones Tlalpan, Tláhuac, Álvaro Obregón, Milpa Alta e Iztapalapa, y refirió que muchos de ellos están plenamente consolidados, con más de 20 o 30 años

En este sentido, el secretario de Desarrollo Urbano indicó que reconocer el tiempo de permanencia de las zonas irregulares no implica necesariamente que deban ser regularizados, sobre todo si se encuentran en zonas de riesgo.

Agregó que regularizar los asentamientos que se ubican en este tipo de zonas requeriría de obras de mitigación para conservarlas y cuidarlas, lo que sería mucho más costoso que una reubicación.

En torno a las zonas de conservación, Neumann Ladenzon sugirió que sean los propios vecinos quienes ayuden a evitar el crecimiento urbano hacia esas áreas pues reconoció que no hay presupuesto suficiente para tareas de vigilancia policiaca.

"Tenemos que trabajar socialmente con los vecinos, para que ellos nos ayuden a que no haya desdoblamiento hasta estas zonas y evitar que haya ese crecimiento. Es un trabajo que tenemos que hacer entre todos", abundó.

El titular de la Seduvi destacó que a pesar de que se trata de un trabajo arduo, la preservación de los recursos naturales es tarea de todos y de vital importancia la participación de los legisladores.