Piden prohibir venta de comida "chatarra" en escuelas

El asambleísta Rubén Escamilla hizo un llamado al gobierno capitalino para que exija a las industrias procesadoras que hagan de lado sus intereses económicos y saquen de las escuelas su mercancía.
Continúa venta de comida chatarra en escuelas
Continúa venta de comida chatarra en escuelas (Milenio)

Ciudad de México

El presidente de la Comisión de Abasto y Distribución de Alimentos de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, el diputado Rubén Escamilla pidió al Gobierno capitalino su intervención porque la comida chatarra y las bebidas azucaradas continúan vendiéndose en las escuelas.

Dijo que hasta el momento no se observen sanciones respectivas por poner en riesgo la salud de los estudiantes, sobre todo del nivel primaria.

Manifestó que su llamado al gobierno es para que pida a las industrias procesadoras que hagan de lado sus intereses económicos y saquen de las escuelas su mercancía que sólo propicia la mala alimentación y obesidad entre los niños.

Durante su participación en el VI Seminario Latinoamericano y del Caribe de Alimentos Escolares "Hacia el fortalecimiento de una alimentación escolar saludable", con la ponencia "La alimentación escolar en el marco de los derechos de los niños", el legislador señaló que “la autoridad tiene el deber de hacer a un lado los intereses de la industria de los alimentos y bebidas, que sólo buscan ganancia a costa de la salud de la gente".

"No es posible, bajo ninguna circunstancia, abrir la posibilidad de que productos procesados dañinos entren a las escuelas como una especie de compensación mercadotécnica en sustitución de productos sanos”.

Por ello, el diputado integrante de la bancada del PRD en la ALDF dijo que el acuerdo que establece los Lineamientos Generales para el Expendio y Distribución de Alimentos y Bebidas Preparados y Procesados en las Escuelas del Sistema Educativo Nacional, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 16 de mayo de 2014, debe especificar la prohibición de vender alimentos chatarra todos los días de la semana, sin excepción y especificar la venta de comida sana diariamente.

El anexo único del acuerdo arriba mencionado tiene que ser revisado por el grupo interinstitucional establecido entre la SEP, el DIF Nacional y la Secretaría de Salud para que los criterios técnicos nutrimentales correspondan con los atributos del derecho a la alimentación y las especificaciones del Consejo de las Naciones Unidas.

Expuso la necesidad de que en la Ciudad de México exista una canasta básica de alimentos que tenga maíz, frijol, haba, tortilla, entre otros productos mismos que estén al alcance de los capitalinos dentro de un plan para que nadie se quede sin comer en el DF y en el que obviamente el gobierno esté obligado a apoyar para alcanzar dicho fin.